El Ayuntamiento de Córdoba presenta alegaciones contra la ley de patrimonio al considerarla "una invasión de competencias"

Presentación de las alegaciones contra el anteproyecto de ley de patrimonio

El Ayuntamiento de Córdoba ha presentado sus alegaciones contra el anteproyecto de ley de patrimonio del Ministerio de Cultura, al considerarlo como "una invasión de competencias" y criticar que tiene "un marcado sesgo ideológico contra la Iglesia".

En declaraciones a los periodistas, el presidente de la Gerencia de Urbanismo, Salvador Fuentes, ha criticado el documento presentado por el Gobierno de España, al entender que se trata de "un atropello de las competencias" municipales y autonómicas en la gestión de los bienes patrimoniales, así como por incluir medidas de "inconstitucionalidad en toda regla" en algunos de sus artículos.

Fuentes cree que la necesidad de actualización y modificación de la Ley de Patrimonio Histórico no puede dar lugar a "una invasión de competencias" a las comunidades autónomas, ni a "un retroceso a la autonomía de los ayuntamientos" ni "una usurpación de la capacidad de gestión" de los propios bienes. De hecho, en términos generales, consideran el anteproyecto como "una actuación de recentralización del Ministerio de Cultura", marcado por "una actitud intervencionista".

"La compentencia del estado contra el expolio no puede ser excusa para abusar de la injerencia", ha dicho el presidente de la Gerencia de Urbanismo, que ha acusado a los responsables de este proyecto de imprimir en él "un marcado sesgo ideológico contra la Iglesia".

Especialmente duro ha sido contra la idea de crear un patronato que gestione los bienes patrimonio mundial, que en el caso de Córdoba son la Mezquita-Catedral, el casco histórico, los Patios de Córdoba y Medina Azahara. Más que contra la creación del patronato, contra el poder que se otorga al Ministerio de Cultura para tomar el control del mismo, lo cual considera "una expropiación".

En este ámbito, las alegaciones del Ayuntamiento defienden que la creación de un patronato "debilita e invade la competencia autonómica en la materia", al tiempo que se obvia "por completo y absolutamente a los Entes Locales". Además, critica que no se aclare sobre "cuáles bienes se constituiría o no" el Patronato, lo que "genera una inseguridad jurídica para los titulares de dichos bienes".

"La creación de Patronatos como modelo de gestión en nuestro Patrimonio Histórico no solamente pondría el riesgo el modelo de éxito aplicado en la Mezquita Catedral o el Casco Histórico sino que tendría consecuencias desastrosas en el cuidado de los mismos, al aumentar considerablemente los pasos burocráticos de cuidado y preservación de nuestro patrimonio. Córdoba posee además la singularidad de poseer un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en la figura de los patios, la inclusión por parte del anteproyecto en la disposición adicional de los planes de salvaguarda no solamente condicionan las competencias locales de los mismos, sino que alejan la soluciones propuestas por los actores más cercanos a la guarda de dicho patrimonio inmaterial. En nuestro caso los cuidadores de los patios. Córdoba, al poseer el casco histórico más grande de Europa, tendría además una dificultad más si se aprobara dicho Anteproyecto sin aceptar estas alegaciones, ya que plantearía una dificultad grave", señala textualmente el documento de alegaciones.

Fuentes, de hecho, ha considerado que en el caso de la Mezquita-Catedral se estaría dando "una usurpación de la gestión del propio bien", producto de "la obsesión enfermiza por intervenir el patrimonio".

Por ello, se ha cuestionado si realmente la idea del Gobierno va a ser "poner un patronato en la Sagrada Familia", quitando las competencias a la Generalitat de Cataluña. "Yo no quiero ser menos", ha manifestado Fuentes. 

El documento de alegaciones, facilitado a este periódico, es el siguiente:

Informe Alegaciones Anteproyecto Ley de Patrimonio by Redacción Cordópolis on Scribd

Etiquetas
Publicado el
20 de julio de 2021 - 13:56 h