A juicio la candidata de Ciudadanos en Castro del Río por ofensas a los musulmanes

.

El Juzgado de Instrucción número 7 de Córdoba celebrará próximamente una vista contra la excandidata de Ciudadanos (Cs) en las pasadas elecciones municipales a la alcaldía de Castro del Río, María Pilar Cano Peña, por un delito leve de ofensas a la comunidad musulmana de dicho municipio. Cano publicó un escrito a través de su perfil en Facebook en el que criticaba que el Ayuntamiento cediera el pabellón de deportes de la localidad para que algunos integrantes de esta comunidad religiosa finalizaran el Ramadán.

“Me parece vergonzoso, a nuestro ayuntamiento (IU) se le va la vida en ayudar y avalar a esta comunidad islámica, pero las procesiones y otras celebraciones cristianas les aburren, les parecen impropias y que atentan con la aconfesionalidad que un dirigente del PSOE, de cuyo nombre no quiero acordarme, impuso en este país... pero curiosamente, la religión islamica no! A esa, alfombras rojas”. Éstas son algunas de las palabras de la publicación de Facebook que han levantado la polémica y que le han costado una denuncia de la Comunidad Islámica de Castro del Río.

Los hechos ocurrieron el pasado 4 de junio, cuando una veintena de personas se congregaron en el pabellón, previa autorización del Ayuntamiento del municipio. El objetivo era finalizar el Ramadán y acercar esta religión al resto de los vecinos, entre los que reina la cordialidad. Según ha podido conocer este periódico, los profesos del Islam pidieron ocupar una mínima parte de la pista central del pabellón, siempre y cuando no interfiriera con alguna actividad que allí pudiera celebrarse. En el horario que solicitaron, el pabellón ofrecía una clase de aerobic que, sin impedimento ninguno -cuenta una de las fuentes consultadas-, se realizó en el campo anexo al pabellón.

Asimismo, desde el centro deportivo también se informó previamente a otros usuarios, en este caso, alumnos de instituto, que acudieron al pabellón horas después de haber finalizado la fiesta musulmana.

En dicha publicación en Facebook, que cuenta con 200 comentarios, Cano -que obtuvo 60 votos en los comicios después de que su partido consiguiera 289 en 2015- asegura que no tiene “absolutamente nada en contra de la inmigración legal y regulada”, que sus palabras no eran fruto del racismo sino del “orden” y exasperó a otra usuaria, diciéndole “que se esconde debajo de un trapo”, en relación al hiyab (velo islámico).

Además de la denuncia de la Comunidad Islámica de Castro del Río, Cano ha sido denunciada por dos jóvenes en relación a unos hechos ocurridos el 12 de junio y que guardan relación con la publicación en Facebook. En el escrito de denuncia, una de las jóvenes se acercó a la excandidata de Cs en el mercadillo municipal y le manifestó ser “una de las personas a las que había bloqueado por contestar a la publicación de Facebook”. Le explicó, además, “que no tenía que decir que su velo era un trapo y que su religión fuera absurda y adoctrinadora y que era libre de ponerse lo que quisiera”.

A estas palabras, Cano le contestó que “si fueses libre te hubieses quedado en tu país. Si por mí fuera os hubiese echado a todos, que pagáis los impuestos relativamente y tenéis más derechos que los españoles. No tenéis derecho a rezar en un lugar público como el pabellón”. Tras estas palabras, ambas jóvenes se marcharon del lugar, siendo abordadas nuevamente por Cano, que les manifestó que “aún” tenía “cosas”que decirles. A pesar de ello, las mujeres continuaron su marcha. Las jóvenes, a su vez, ha sido denunciadas por Cano, aunque se desconoce el motivo.

El ya exalcalde de Castro del Río, José Luis Caravaca, ha asegurado a Cordópolis que las instalaciones públicas del municipio “siempre” se han cedido a cualquier asociación o colectivo, sea de la índole que sea. Además, ha recordado que el Ayuntamiento también apoya a la religión católica con financiación, por ejemplo, para la cartelería de la Romería de la Salud, o cediendo la biblioteca municipal para la presentación de la revista católica. Ha señalado, además, que el Consistorio cedió una de sus 12 naves para que una hermandad guardara sus pasos.

Por ello, Caravaca se ha manifestado en contra de las declaraciones de Cano, que han generado “una situación muy fuerte y de miedo” en la comunidad musulmana del municipio. “Nunca jamás ha habido ningún problema porque Castro es una localidad abierta y en ella viven en armonía todo tipo de comunidades, ya sea gitana, rumana, sudamericana o la que sea”, ha comentado el exalcalde de IU. Por último, ha denunciado la “fractura fuerte” que pueden suponer esas declaraciones en un pueblo “donde nunca ha ocurrido nada”.

Etiquetas
stats