La gastronomía del futuro se inventó en el pasado de Córdoba

Los chefs con Estrellas Michelín Paco Roncero, Manuel de la Osa, Kisko García, José Carlos García, Kiko Moya, Rubén Trincado y Xosé Torres Cannas participan en el Córdoba Califato Gourmet. | MADERO CUBERO
Los chefs con Estrellas Michelín Paco Roncero, Manuel de la Osa, Kisko García, José Carlos García, Kiko Moya, Rubén Trincado y Xosé Torres Cannas participan en el Córdoba Califato Gourmet

Existe una memoria en las papilas gustativas que nos conecta directamente con el cerebro de nuestros antepasados. El sabor de las almendras, la textura de la miel, el amor por el aceite de oliva. Todos estos ingredientes básicos nos hacen a todos un poco judíos, un poco árabes, un poco romanos, algo fenicios y una pizca de griegos. Todo, sobre una crujiente base celtíbera que sostiene un pasado multicultural, pluriconfesional y gastronómicamente milenario. Una receta que no es sino un perfecto trampolín desde el que saltar al futuro. Y algo así es lo que pretende ser el Córdoba Califato Gourmet que se celebra a lo largo de este lunes.

Siete chefs españoles con Estrella Michelín, uno de los distintivos de más prestigio dentro del mundo de la alta cocina, se han reunido en esta fiesta de la comida que busca reencontrarse con la memoria del pasado judío, cristiano, árabe y romano de Córdoba para seguir avanzando en las propuestas gastronómicas. La idea es tratar de acercar un tipo de turismo elitista y de alto valor adquisitivo a Córdoba. Como ejemplo de los que se puede llegar a hacer, se ha propuesto a casi 50 bares y restaurantes de la provincia que concursen con una serie de tapas que han sido reconocidas por los chefs.

El chef Paco Roncero (2 estrellas Michelin y 3 soles Repsol) ha seleccionado el Escabeche de conejo de Blanco Enea, y Kisko García (1 Estrella Michelin y 2 soles Repsol) ha apostado por Nuestro huerto, de Barbancho Gourmet (Mercado Victoria). La Mazamorra de queso de cabra de La Caña D’España ha sido la preferida de José Carlos García (1 estrella Michelin y 2 soles Repsol), mientras que Kiko Moya (1 estrella y 3 soles) se ha decidido por la Mazamorra de PX, tartar de salmón y manzana que ha presentado El Balcón del Adarve. El restaurante La Siesta ha sido distinguido por Rubén Trincado (1 estrella Michelin y 2 soles Repsol) por su Breasado de lomo de ciervo marinado sobre rústico, pimientos asados, pimientos y aceitunas.

Los chef con estrella Michelin han actuado como jurado y ha elegido cada uno una de las tapas ganadoras. Esta oferta estará a la venta hasta el 14 de octubre en los establecimientos Blanco Enea, La Caña D’España, El Balcón del Adarve y La Siesta, además de Barbancho Gourmet, La Salmoreteca y Assilah, estos tres últimos en el Mercado Victoria.

El cocinero con más estrellas en su currículo, Paco Roncero, ha ofrecido también una conferencia en la que ha explicado en qué consiste su nuevo salto adelante. Su aventura se llama Sublimotion y ha sido catalogada como el restaurante con el cubierto más caro del mundo. Ubicado en Ibiza, cada comensal -máximo 12 al día- paga la friolera de 1.650 euros por cubierto (IVA y bebida incluido). ¿Qué reciben a cambio? Pues no solo comida, sino un suave masaje neuronal a base de la última tecnología audiovisual que lanza a un viaje proustiano a los recuerdos más básicos del cliente, el de los sonidos, los aromas, y los sabores. "Para dar de comer a 12 personas somos 30 trabajando. Y no solo cocineros, sino también técnicos, realizadores...".

Etiquetas
stats