La foto que se perdió en el Portillo de Córdoba

Una máquina demoliendo la casa junto al Portillo. | FOTO: MADERO CUBERO
Urbanismo demuele una casa en ruinas en la calle San Fernando de Córdoba después de que esta semana se viniera abajo su techumbre

Apoyados en el arco del Compás de San Francisco un numeroso grupo de vecinos discutía mientras una gigantesca máquina de demolición hacía un escrupuloso trabajo de demolición. “¿Pero es que era imposible conservar al menos la fachada?”, decía una vecina cargada con bolsas de fruta. “Eso parece. Es que estaba en ruina”, le reprochaba otro. Y entonces comenzaba una discusión que acababa en la pena que daba ver cómo un edificio que siempre había estado allí empezaba a dejar de formar parte del paisaje de la calle San Fernando esquina con el popular Portillo. “Es para que vinieran los tíos de la Unesco a ver eso”, decía otro.

Hoy continuarán los trabajos de demolición de una vivienda declarada en ruina esta semana después de que se hundiera su techumbre en la calle San Fernando. Ayer, los operarios no pudieron culminar un trabajo iniciado muy de mañana y que mantuvo cortada al tráfico la calle más transitada del casco histórico de Córdoba durante buena parte de la jornada.

La demolición es especialmente significativa a la par que dolorosa. La casa en ruina forma parte de una de las postales de la ciudad. Sale en casi todas las fotos que se han hecho (ya no saldrá más) del Portillo, la puerta de entrada a la Medina desde la calle San Fernando. La vivienda, como todas las de la acera derecha de la calle, está apoyada además sobre la antigua muralla de Córdoba, la que separaba la Medina de la Axerquía. Por eso, a muchos vecinos le ha sorprendido la rapidez con la que se han ejecutado los trabajos de demolición.

Fuentes municipales han precisado que la casa estaba en ruinas y que tras el derrumbe de esta semana había un peligro grave de que el inmueble se viniera abajo de forma incontrolada. Por eso se ha demolido. Las fuentes han insistido en que no se ha podido conservar la fachada y que ahora el propietario tiene la obligación de reconstruirla en cuanto decida volver a construir sobre el solar que quedará como una mella frente al Portillo. Ahora será más fácil sacar las fotos del Portillo. Pero antes eran más bonitas.

Etiquetas
stats