Dos empleados de una notaría tendrán que entrar en prisión por desviar dos millones de euros

Ciudad de la Justicia de Córdoba.

El Tribunal Supremo ha confirmado la mayor parte de la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia de Córdoba contra dos empleados de una notaría de la ciudad como autores de los delitos de falsedad en documento oficial y apropiación indebida. Aunque el Supremo ha rebajado en un año la pena de cárcel, estos dos empleados tendrán que entrar en la cárcel.

Tras presentar un recurso de casación, el alto tribunal español ha resuelto y a Antonio Pérez Amaro le han caído cuatro años y cuatro meses de prisión, además de 10 meses de multa con una cuota diaria de 40 euros. Por su parte, Alfonso Herrera Montoro ha sido condenado a cuatro años de cárcel y nueve meses de multa, con una cuota diaria de 30 euros. Los dos están condenados por desviar unos dos millones de euros de la notaría. Ahora, tendrán que pagar esa cantidad a Seguros La Estrella, que ya había abonado la indemnización y que fue quien los denunció.

Los ahora condenados eran oficiales de notarias con años de trabajo en ellas y sobre los que se había depositado la confianza requerida para el trabajo que desarrollaban. Los magistrados establecen que se ha demostrado que los dos empleados -que llevaban la contabilidad, recibían el dinero y lo controlaban al tener el dominio de hecho de la situación- son los responsables penales de manipular las escrituras y documentos de liquidación ante Hacienda de la notaría, con el fin de apropiarse entre los años 2006 y 2007 de más de dos millones y medio de euros. Las dos notarías afectadas son la de Manuel Castilla Torres y la de Fernando Gari Munsuri. Entre sus clientes se encontraba la constructora Prasa, que no ha reclamado indemnización alguna, según consta en el fallo judicial, que ya es firme.

Las penas entre ambos acusados difieren por la actitud mostrada por ambos durante el juicio y, sobre todo, por el reconocimiento parcial de los hechos que hizo Alfonso. A Antonio, por otro lado, el tribunal le otorga más protagonismo.

La sentencia impone que los dos condenados indemnicen conjunta y solidariamente a los dos notarios: con 83.954,71 euros a uno y 99.580,67 euros al otro, además de los 78.405,65 euros por los gastos asumidos por la notaría, y a la Aseguradora La Estrella, en la cantidad de 2.103.388,72 euros.

A los otros dos empleados, Adolfo F.B. y Juan Antonio E.G., el tribunal los absolvió porque no hay pruebas suficientes de su participación en estos delitos penales.

Etiquetas
Publicado el
24 de diciembre de 2017 - 04:26 h
stats