Un dictamen jurídico cuestiona la “legalidad” de la implantación de la recogida neumática de residuos

Vertedero de la Cuesta del Lobatón | MADERO CUBERO

Un dictamen jurídico encargado por la compañía Envac Iberia, especializada en el desarrollo, construcción y operación de sistemas neumáticos de recogida de residuos, “pone en entredicho la legalidad” de la implantación del sistema de recogida neumática de residuos en Córdoba.

Según ha informado la entidad, el mencionado informe concluye que “el Ayuntamiento se salta la normativa antimonopolio y ha puesto en manos de una empresa un negocio cercano a los 60 millones de euros para acometer el desarrollo futuro de la recogida neumática en los nuevos desarrollos de urbanísticos de la ciudad, dejando fuera al resto de empresas competidoras”.

En caso de no corregirse esta “anómala” situación por parte del Consistorio, que a la vista de los estudios jurídicos supone “una evidente conducta anticompetitiva, contraria a la Ley de Defensa de la Competencia”, Envac se muestra dispuesta a “acudir a la vía legal mediante la presentación de los correspondientes recursos, con el fin de reestablecer las reglas del mercado”.

“La vulneración de la Ley de Defensa de la Competencia puede conllevar la imposición de sanciones calificadas como muy graves para el Ayuntamiento e incluso para las personas responsables de los actos que supongan la alteración de las normas del libre mercado”, según ha indicado la empresa.

Al respecto, ha detallado que el origen de esta situación “monopolística” se remonta al año 2007, cuando el Consistorio adjudicó a una empresa, mediante un procedimiento ya denunciado como “irregular” en su momento por Envac que “dejó fuera al resto de licitadores”, el contrato de consultoría y asistencia técnica para la redacción del proyecto básico de implantación de la recogida neumática de residuos municipales en la ciudad.

“Este contrato de consultoría se adjudicó por 59.180 euros, y sin ser objeto del mismo, el Ayuntamiento otorgó de facto a la empresa por tiempo indefinido y en exclusiva el monopolio del mercado de suministros e instalación de sistemas de recogida neumática en la totalidad de los nuevos desarrollos urbanísticos de la ciudad”, según ha explicado la entidad.

Al respecto, el dictamen jurídico recuerda que el mencionado contrato determinó que debía ser la empresa en cuestión la que “en adelante validase la tecnología a implantar”, algo que, a juicio de los juristas, “representa una forma sutil de establecer que el adjudicatario suministre sus propios sistemas”. De hecho, “desde 2007 ninguna otra empresa ha podido suministrar equipos para su instalación en Córdoba”.

Según ha expuesto Envac, “hasta la fecha este contrato ha supuesto un negocio de más de 20 millones de euros para la empresa, lo que representa un importe 300 veces superior al precio del contrato adjudicado”. “Y además de excluir a cualquier competidor, ha privado y privará en el futuro a los promotores de la posibilidad de utilizar los sistemas de otras empresas que bien por las características de su tecnología o por su precio, pudieran ser más ventajosos”, ha apostillado.

Asimismo, el dictamen jurídico señala que “de mantenerse esta situación e instalarse los sistemas de la empresa en el resto de desarrollos urbanísticos pendientes, supondría para esta compañía un negocio global de unos 60 millones de euros”.

Entretanto, la compañía Envac ha destacado que “el polémico marco jurídico establecido para el desarrollo de la recogida neumática en Córdoba ha vuelto a la actualidad tras licitar recientemente la empresa municipal de Saneamiento (Sadeco) el contrato de redacción del proyecto de ejecución de una central de recogida de residuos en el Distrito Poniente Norte, en cuyos pliegos se exige que la tecnología a implantar cuente con el visto bueno de la empresa en cuestión”.

Al hilo de ello, el informe jurídico ha señalado que “la manera de corregir esta irregular situación creada por el contrato de 2007 sería abrir a la competencia la definición de la tecnología de recogida neumática a implantar en los desarrollos urbanísticos pendientes, convocando nuevas licitaciones para la elaboración de nuevos proyectos básicos para las distintas zonas”.

Ello, a juicio de los juristas, “sería más que razonable, pues transcurridos once años desde la adjudicación de aquel contrato, es muy posible que hayan variado las necesidades del municipio y que exista un mayor número de empresas en el mercado capaces de ofertar esta tecnología que incorpora avances no existentes en 2007”.

Por tanto, “de no corregirse esta situación irregular por parte del Ayuntamiento”, Envac ha advertido de que planteará recursos y planteamientos de revisión.

De hecho, ha dirigido un escrito al Ayuntamiento, “sin respuesta hasta la fecha”, en el que ha anunciado su intención de “solicitar legalmente, en caso de que la corporación no corrija esta situación irregular, una revisión de oficio del contrato para que se desvincule del mismo”.

Y ello como consecuencia de que “en el mencionado contrato de 2007 concurren una serie de irregularidades que lo hacen nulo de pleno derecho”. “Se trata de un documento contractual contrario a la normativa de defensa de la competencia y que vulnera además el principio de concurrencia y publicidad, entre otras irregularidades”, según ha defendido la empresa.

Del mismo modo, Envac ha remitido el mismo escrito a todos los grupos políticos municipales con el fin de mantenerles informados sobre el asunto.

Etiquetas
stats