Descubren un subfusil de guerra en una operación contra el cultivo de marihuana en El Higuerón

El arma, el chaleco antibalas y la droga intervenida.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas en El Higuerón por la presunta comisión de un delito contra la salud pública y otro de tenencia ilícita de armas, al incautarse durante el transcurso de la investigación de un subfusil automático (considerado arma de guerra) con el culatín plegable y el número de serie borrado, un revólver, diversas piezas de armas, más de 200 cartuchos. En el operativo ha desmantelado una plantación de marihuana de 180 plantas, arrojando un peso desbrozado de más de nueve kilos.

La investigación tuvo comienzo hace un mes aproximadamente cuando agentes de Policía Nacional tuvieron conocimiento de cómo un inmueble de la zona oeste de la capital, en concreto en la zona de El Higuerón, según ha podido saber este periódico, pudiera estar siendo utilizado como invernadero para el cultivo de marihuana y que además los propietarios pudiesen tener en su poder algún tipo de arma de fuego.

Los investigadores realizaron numerosas pesquisas fruto de las cuales lograron ubicar el domicilio del principal investigado, no sin complicaciones, ya que éste realizaba numerosas técnicas para esquivar y entorpecer la labor policial, señala la Policía en una nota de prensa. No obstante, los agentes fueron recabando indicios para el pasado martes realizar dos entradas y registros en otras tantas viviendas situadas en la zona oeste de la capital, una en El Higuerón y otra en Las Palmeras.

La Policía Nacional detuvo a estas dos personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública y otro de tenencia ilícita de armas y le incautaron un subfusil automático (considerado arma de guerra) con el culatín plegable y el número de serie borrado, además de un chaleco antibalas.

Los dos arrestados, defendido por la abogada María del Mar Jiménez Sánchez, fueron puestos en libertad con cargos por la propia Policía a la espera del juicio oral. Según las fuentes, los arrestados colaboraron con los agentes durante los registros policiales y admitieron ser propietarios tanto del arma como de la droga intervenida.

Etiquetas
stats