“Dar un euro a los aparcacoches es colaborar con una obra social”

Un aparcacoches.
La Asociación de Parados Mayores defiende la donación voluntaria como forma de mantener un servicio mucho más barato que el de las empresas especializadas en aparcamientos

Manuel Crespo, el portavoz de la Asociación de Parados Mayores de 40 años que terminó constituyendo la empresa de aparcacoches que trabaja en Reina Sofía, ha señalado esta mañana en el programa Hoy por hoy, de Radio Córdoba Cadena Ser, que las propinas que reciben los que prestan servicio en el parking del hospital son importantes porque es “una forma de colaborar con una obra social”.

El proyecto de los aparcacoches surgió en 1994, en el marco de una iniciativa piloto para dar trabajo a personas que presentaban serias dificultades de ingreso en el mercado laboral. En 1997 la iniciativa fue reconocida por la Junta como un Centro Especial de Empleo. Allí se daba a salida a personas con discapacidad o muy baja formación cuyas posibilidades de encontrar un trabajo remunerado eran muy bajas. Pero con labores como la que realizan en los estacionamientos del hospital “cobran el salario mínimo interprofesional”, admite Crespo.

¿Y ese euro que se puede dar de manera voluntaria? “Pues sirve como donativo para colaborar con toda la estructura organizativa, desde la administración al mantenimiento de la maquinaria de limpieza, del personal que requiere, las cotizaciones a la Seguridad Social o cubrir los seguros o la formación en riesgos laborales”, destaca el portavoz de la APM40.

La iniciativa considera que el apoyo que se pide a los usuarios es muy poco comparado con el que exigen otras empresas especializadas que cobran por horas. “Aquí se te permite tener el coche todo el día y además está controlado y vigilado. Se está haciendo un buen servicio porque se localiza el aparcamiento a las personas y se les facilita la movilidad y el estacionamiento, además de que se previenen posibles actos delictivos en la zona”, prosigue.

Mientras, el hospital prepara una serie de señales e indicadores que aclaren a los conductores que el abono de propinas es meramente voluntario. Esta cartelería será instalada en los próximos meses.

Este mes, de hecho, el hospital recibió la queja por correo electrónico de un usuario que explicaba cómo, el 8 de abril, supuestamente había sido requerido por uno de los aparcacoches para que le diese algo de dinero. La dirección del centro médico le remitió una carta, el 10 de julio, aclarando a esta persona que la aportación pecuniaria que algunos usuarios realizan “tiene carácter voluntario, por lo que en ningún caso podrá ser exigida, ya que no es obligatoria”.

Asimismo, la dirección indicaba que “se ha notificado al responsable de los citados trabajadores la necesidad de un trato asertivo hacia los usuarios y la no insistencia en el cobro, en caso de que algún usuario no lo considere oportuno”.

Etiquetas
stats