"Clausura inmediata" para una discoteca en Chinales

Interior de una discoteca, en una imagen de archivo.
Urbanismo inicia expediente sancionador por faltas graves y muy graves contra un local ubicado en Chinales | Fiestas sin control de aforo, sin salidas de emergencia y con entrada a menores y de forma reincidente

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha iniciado hoy mismo expediente sancionador por faltas graves y muy graves contra una sala de fiestas ubicada en el polígono de Chinales, la discoteca Simbala, que en el plazo de mes y medio ha recibido la visita de agentes de Policía Local que han levantado las correspondientes actas de infracción por graves irregularidades entre las que se incluyen: venta de entradas sin control de aforo -que en ocasiones se realizaban por parte de relaciones públicas en institutos y a menores-, actuaciones musicales no autorizadas o puertas de emergencia que no se abren.

Junto al expediente se ordena el cese inmediato de la actividad por entender que su propietario "no ha realizado conducta alguna en aras de eliminar las citadas situaciones, algunas de ellas de riesgo para la seguridad vital". Y es que en el expediente sancionador se indica que la discoteca en cuestión es reincidente en estos hechos, lo que agrava aún más la sanción que puede imponérsele, que estaría entre los 300 y los 30.000 euros, una vez que se escuchen las alegaciones de los responsables del local. Estos tienen ahora un plazo de quince días para presentar alegaciones y de dos meses para subsanar las deficiencias que se han localizado en las múltiples inspecciones que se han realizado al local.

El primero de los informes del que se tiene referencia en el expediente es del pasado mes de junio de 2015, cuando se levanta acta por la presencia de dos menores en el local. Los hechos se repiten en marzo de este año con una actuación de una agrupación carnavalesca en la que también está presente un menor -eso sí, acompañado de sus padres- al que se le invita a abandonar el local. Diez días después se celebra un concierto sin licencia ni autorización, con la puerta de emergencia cerrada y venta de entradas a menores en institutos a los que se anima con el gancho de fiestas de graduación.

En esta inspección se comprueba que estas fiestas están programadas para los días 3, 10 y 17 de junio y que el responsable "no sabe" cuántas entradas se han vendido, indicando a la Policía que, si se supera el aforo, se devuelve el dinero de las entradas. Ante tal circunstancia, los agentes responden que eso puede provocar una situación de altercado para la que, por segunda vez, no hay salida de emergencia.

En estas fechas también se reciben denuncias de Facua por la venta de entradas sin control y sin numeración a menores en institutos, hechos que se repiten el pasado 1 de mayo con otra denuncia de Facua por los mismos hechos. Los hechos han sido calificados como "posible infracción administrativa tipificada y calificada como muy grave y grave en materia de espectáculos públicos y actividades recreativas", por lo que se acuerda la medida cautelar de "suspensión de manera inmediata de la actividad", lo que incluye el precinto de la sala "para asegurar la plena efectividad de la medida".

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2016 - 19:25 h
stats