Los centros educativos tendrán que garantizar una distancia de al menos 1,5 metros en la nueva normalidad

Un aula de un centro educativo | ÁLVARO CARMONA

Los centros educativos tendrán que garantizar en la nueva normalidad que los estudiantes mantengan una distancia de al menos 1,5 metros, así como evitar aglomeraciones, tal y como recoge el Real Decreto-ley que regula la nueva normalidad y que aprobó este martes el Consejo de Ministros y publica hoy el BOE. No obstante, los escolares de Educación Infantil y de los primeros cursos de Primaria no tendrán que mantener una distancia interpersonal de metro y medio para evitar contagios de coronavirus durante el próximo curso ni tampoco usar mascarillas en clase, al tratarse de grupos “estables de convivencia”, según un documento del Gobierno con recomendaciones para adaptar la actividad de los centros educativos a partir de septiembre a las medidas sanitarias contra la pandemia.

Este documento, elaborado por los ministerios de Sanidad y Educación y Formación Profesional, se presentará este jueves a las comunidades autónomas en la reunión prevista de la Conferencia Sectorial de Educación, e incluye las recomendaciones que se trasladarán a los centros educativos para preparar la 'vuelta al cole' frente al coronavirus.

De este modo, el Gobierno relaja las medidas en los cursos con escolares de menor edad, donde el contacto entre los pequeños es frecuente. En concreto, no será necesario que mantener una distancia en todas las etapas de Educación Infantil, de 0 a 6 años, ni tampoco en los cuatro primeros cursos de Primaria. En estos cursos, además, no existirá la obligación de utilizar la mascarilla.

Medidas organizativas en los centros

Para la generalidad de los centros educativos, el artículo 9 del decreto del Gobierno para la nueva normalidad, dedicado a los centros docentes, señala que “deberá asegurarse la adopción de las medidas organizativas que resulten necesarias para evitar aglomeraciones y garantizar que se mantenga una distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros”. Cuando no sea posible mantener dicha distancia de seguridad, se observarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio.

En un borrador de Real-Decreto Ley que se conoció el pasado viernes el Gobierno establecía que la distancia de seguridad en los centros docentes sería de entre 1,5 y 2 metros, pero el texto finalmente aprobado se limita a fijar una distancia de “al menos 1,5 metros”.

Además, se establece que las administraciones educativas deberán asegurar el cumplimiento por los titulares de los centros docentes, públicos o privados de las normas de desinfección, prevención y acondicionamiento de los citados centros que aquellas establezcan.

El Ministerio de Educación y Formación Profesional y las comunidades autónomas trabajan conjuntamente para definir las recomendaciones que trasladarán a los centros educativos para adaptarse a los posibles escenarios en los que evolucione la pandemia.

El pasado 15 de mayo, el Ministerio que dirige Isabel Celaá y los gobiernos autonómicos acordaron que todos los centros deberán elaborar planes de contingencia para garantizar el desarrollo de la actividad educativa y asegurar las medidas sanitarias que eviten contagios.

Este próximo jueves, Celaá y las comunidades volverán a reunirse en la Conferencia Sectorial de Educación para cerrar esas recomendaciones.

En el borrador del Ministerio de Educación y Formación Profesional con las orientaciones para la preparación de planes de contingencia para el curso 2020-2021, al que tuvo acceso Europa Press, ya se contemplaba la necesidad de mantener las distancias de seguridad con limitación de aforos en aulas y otros espacios como patios y zonas comunes.

Además, se recomienda crear protocolos de movilidad para el acceso y la salida de los centros, y adecuar los horarios “para cumplir las condiciones sanitarias establecidas” con el “establecimiento de turnos” entre los estudiantes.

Etiquetas
stats