La Casa del Pueblo de Aguilar será protegida por la Junta

Casa del Pueblo de Aguilar de la Frontera.
La antigua sede de la UGT, que nunca llegó a recuperar, está a punto de caerse al suelo por un estado progresivo de abandono

Tras el proyecto presentado por la Asociación de Profesionales del Patrimonio Aguilarense solicitando la incoación de un expediente para la declaración, como Bien de Interés Cultural, con la categoría de "Sitio Histórico", de la Antigua Casa del Pueblo de Aguilar de la Frontera y acompañando a dicha solicitud un extenso informe en la que se recogía la descripción, el estado de conservación, la valoración urbanística y la historia del citado edificio, la Junta de Andalucía, a través del Servicio de Bienes Culturales, ha acordado el inicio de un procedimiento para la inscripción de este edificio en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía como Bien de Catalogación General. Esto es, el nivel de protección que le sigue al de Bien de Interés Cultural.

Con este nivel de protección de este edificio emblemático debido a su valor histórico, quedaría totalmente protegido, evitando de esta forma su demolición. Desde la Junta de Andalucía, se ha requerido al Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera documentación necesaria para iniciar el procedimiento que permita inscripción de este inmueble en el Catalogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía, para su protección con categoría de Bien de Catalogación General.

La Casa del Pueblo de Aguilar de la Frontera perteneció al sindicato UGT y tras el estallido de la Guerra Civil pasó a manos de la Central Nacional Sindicalista de Falange Española Tradicionalista y de las JONS. Con la llegad de la democracia, UGT recuperó muchas de las Casas del Pueblo que poseyó en España, pero no en Aguilar de la Frontera, pese a que lo intentó y a que llegó a ocupar una de sus plantas.

Actualmente pertenece al Ministerio de Trabajo y el Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera, después de un largo y complicada entramado judicial ha reclamado su compra, optado a su adquisición por un valor de 120.000 euros. Compra que aún no se ha efectuado legalmente. Su estado avanzado de ruina y abandono amenaza con el derrumbe total, tal y como ha ocurrido ya con parte de la misma en su acceso por la calle de la Tercia.

Etiquetas
stats