La Asociación 'A Pata' plantea prioridad peatonal en calles en las que la acera mida menos de 3 metros

Los niños vuelven a salir a la calle tras estar confinados en casa durante 46 días | MADERO CUBERO

La Asociación de Peatones A Pata de Córdoba ha planteado este jueves algunas medidas de preparación de las calles de la ciudad para incrementar la seguridad ante la desescalada, y que incluyen el establecimiento de la prioridad peatonal en todas aquellas vías en las que la acera mida menos de 3 metros.

En un comunicado, la asociación remarca que la crisis generada por la pandemia “ha puesto en cuestión la principal y más necesaria forma de desplazamiento en este país, el caminar”, por lo que las administraciones públicas “deben garantizar que los desplazamientos a pie sean seguros, no solo desde el punto de vista del contagio, sino también de la seguridad vial”.

Para A Pata, Córdoba debe dirigir sus medidas hacia sustituir el tránsito de vehículos a motor por la movilidad ciclista (carriles bici temporales, por ejemplo) y por el acondicionamiento de las calles y el espacio público “para que caminar sea el modo habitual de realizar los desplazamientos no solo de corta distancia o de barrio, sino de media distancia o entre distritos”.

En este sentido, solicitan al Ayuntamiento que restaure lo antes posible las limitaciones de tránsito de las Zonas de Tráfico Restringido Acire, que fueron suspendidas con el estado de alarma, y que cumpla “la legislación de accesibilidad, que obliga a que las aceras tengan unas anchuras adecuadas”, incluyendo el rebaje de aceras.

Para esta asociación, la reducción del riesgo de contagio pasa por un acerado ancho, que como mínimo sea de 3 metros, para que permite guardar una distancia de seguridad adecuada (se recomienda entre 1,5 y 2 metros). De entrada, reconocen que eso implica que en esta situación de emergencia se debería autorizar el uso de la calzada por las personas que caminan en determinadas calles en las que no se puede garantizar de otra forma la distancia de seguridad.

Las más problemáticas son, según este colectivo, calles comerciales como avenida de la Viñuela, Jesús Rescatado, María Auxiliadora o San Pablo, Antonio Maura o la Avda. Carlos III, por ejemplo. Adicionalmente, también plantea el establecimiento de zonas de prioridad peatonal (zonas 30 y calles residenciales) allí donde las aceras tienen una anchura inferior a 3 metros y el tráfico motorizado sea reducido. También proponen la limitación de la velocidad a 30 kilómetros hora donde las aceras tienen una anchura insuficiente y donde no se pueden ampliar provisionalmente las aceras debido a las dimensiones limitadas de la calle.

En este ámbito la propuesta contempla cortes localizados de calles para evitar el tráfico de paso; la ampliación temporal o definitiva de aceras en aquellas calles donde no tienen la anchura adecuada y donde hay múltiples carriles de circulación y/o se dispone de una banda de aparcamiento; y campañas a favor de los desplazamientos activos en sustitución del automóvil.

Finalmente, indican que conviene revertir el cierre indiscriminado de las zonas verdes y espacios libres de la ciudad con el fin de aumentar la oferta de espacios urbanos y la distancia de seguridad de las personas que caminan, “ya sea para los desplazamientos como para la actividad recreativa, fundamental para la salud física y mental de las personas después del largo confinamiento en los hogares”.

Etiquetas
stats