La Asociación Clara Campoamor pide que el juicio de 'La Manada' no sea una revictimización de la joven

Manifestación contra la sentencia de 'La Manada' | ÁLEX GALLEGOS

La Asociación Clara Campoamor ha señalado, con objeto de la celebración del juicio de La Manada por las agresiones denunciadas en Pozoblanco, que es preciso que “el tratamiento de esta información no puede pasar nunca por una revictimización social, psicológica y moral de las mismas”.

En un comunicado, la presidenta de la asociación, Clara Campoamor, Blanca Estrella Díaz, ha agradecido la labor que los medios de comunicación realizan “a la hora de dar visibilidad a las agresiones cometidas contra mujeres y niños”, si bien ha advertido de que va a estar vigilante para evitar “los daños morales y el agravamiento de las lesiones psíquicas provocado por la constante rememoración de los hechos que el tratamiento informativo de los mismos puede acarrear”. “Pedimos que se traten con el máximo cuidado las noticias que se divulguen, se eviten las imágenes innecesarias o que puedan contribuir a ese daño y se trabaje activamente en la protección de la intimidad de la denunciante”, ha dicho.

Díaz se ampara en el Estatuto de la Víctima, que dice que “la protección y el apoyo a la víctima no es sólo procesal, ni depende de su posición en un proceso, sino que cobra una dimensión extraprocesal. Se funda en un concepto amplio de reconocimiento, protección y apoyo, en aras a la salvaguarda integral de la víctima”. “Por ello queremos trasmitir que nuestros esfuerzos como Asociación están y estarán encaminados a evitar que cualquier factor posterior a los hechos pueda volver a hacerlas sufrir”, afirman desde la asociación, que también apela al al artículo 34 de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana.

En el comunicado recuerdan que el Juzgado de lo Penal Número 1 de Córdoba, ha acordado las siguientes medidas de protección de la víctima: prohibir la divulgación o publicación de información relativa a la identidad de la víctima, de datos que puedan facilitar su identificación de forma directa o indirecta, o de aquellas circunstancias que hubieran sido valoradas para resolver sobre sus necesidades de protección; prohibir la obtención, divulgación o publicación de imágenes de la víctima o de sus familiares; y prohibir la grabación del sonido y la imagen durante la declaración de la víctima a salvo la propia grabación del acto de la vista conforme a lo establecido en las leyes procesales.

“La responsabilidad social debemos ejercerla tanto como ciudadanos como desde nuestra labor profesional. Esperamos sinceramente que este comunicado sirva para unirnos a todos en la protección de las víctimas. También queremos comunicar que tomaremos todas las medidas que sean necesarias para garantizar esta protección”, concluye Díaz.

Etiquetas
stats