Ares Capital aplica un ERTE que deja a Uber sin apenas servicio en Córdoba

Un coche de UBER por una avenida de Córdoba | MADERO CUBERO

La empresa Ares Capital, propietaria de la mayor parte de las autorizaciones de alquiler de coche con conductor (VTC) con las que Uber opera en Córdoba, ha aplicado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que ha provocado que la aplicación del gigante norteamericano apenas esté operativa en Córdoba.

A pesar de que las VTC son servicio esencial y podrían haber estado trabajando de manera permanente, desde que comenzó el estado de alarma, los conductores de Ares Capital en Córdoba entraron en un ERTE, de modo que, cuando los usuarios acceden a la aplicación de Uber, lo normal es que ésta le notifique que "no hay vehículos disponibles".

Este periódico lo ha intentado en las últimas horas desde distintos teléfonos y con distintos destinos, sin éxito. Ello a pesar de que la aplicación incluso recomienda lavarse las manos antes y después de viajar, el uso de mascarilla, sentarse en el asiento trasero, así como abrir la ventanilla cuando se viaja.

Sin embargo, tras un rato de espera buscando conductores cercanos, finalmente aclara que Uber "no está disponible en este momento" por falta de conductores.

Córdoba arrancó el año 2020 con un total de 75 autorizaciones VTC

Este periódico ha podido hablar con uno de estos conductores, que explica que la pretensión de Ares Capital es reanudar el servicio lo antes posible y que señala que el parón no es total, puesto que a veces hay disponibles un par de coches que se pueden coger a través de la aplicación.

Este conductor desconoce el número exacto de trabajadores que han entrado en el ERTE de Ares Capital. Córdoba arrancó el año 2020 con un total de 75 autorizaciones de vehículo con conductor, el mayor número de licencias VTC desde 2018 -cuando Uber comenzó a operar en la ciudad-.

Aunque no todas las licencias son de Ares Capital. Cuatro de ellas son, por ejemplo, de la empresa WeUpp Transfer Córdoba, cuyo gerente, Rafa, ha seguido trabajando durante todo el estado de alarma, aunque solo ha podido mantener activa una de sus cuatro autorizaciones. Esta compañía ha estado trabajando con clientes habituales y prestando servicios sanitarios.

El futuro de Uber, no obstante, está en el aire. Este miércoles, la filial madre ha anunciado hoy que va a despedir a 3.700 trabajadores en todo el mundo, es decir, al 14% de su plantilla, y que cerrará permanentemente 180 centros de atención a los usuarios (conductores y repartidores). "Con la gente realizando menos viajes, la desafortunada realidad es que no hay suficiente trabajo para muchos de nuestros empleados", ha asegurado un portavoz de la compañía.

Se desconoce, por el momento, el impacto que puedan tener estos ajustes en la filial española y si podría afectar a Córdoba, una ciudad en la que opera bajo mínimos desde hace prácticamente dos meses, pero donde aún mantiene, eso sí, el servicio de reparto de comida a domicilio Uber Eats.

Etiquetas
stats