Aire Limpio solicita la intervención del Defensor del Pueblo Andaluz en torno a Cosmos

Protesta ante Cosmos.

Representantes de la plataforma Córdoba Aire Limpio registraron este lunes en la Delegación del Gobierno andaluz en Córdoba una queja al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, en relación con la actividad de la cementera Cosmos en la capital. En concreto pidieron su intervención para lograr respuesta a las solicitudes de información que al respecto presentaron a lo largo del último año a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Según comunicó Aire Limpio, las solicitudes de información para las que no obtuvo respuesta son de naturaleza medioambiental, siendo la primera de ellas del 27 de septiembre de 2016. Entonces la plataforma pidió información sobre el incidente ocurrido en la fábrica de cemento el 10 del mismo mes de ese año, que provocó “una nube de polvo que causó alarma social en Córdoba capital” y sobre el que se abrió expediente, desconociendo la plataforma “las conclusiones del mismo, a pesar de haber transcurrido casi un año”.

En un segundo escrito, “también sin respuesta”, de fecha 20 de marzo de este año, la plataforma solicitó la instalación de una estación de medida de inmisión de partículas en las instalaciones de la cementera o que estuviera conectada a la Red de Vigilancia de Control de Calidad del Aire de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

De otro lado, en un tercer escrito, enviado inicialmente a la Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Córdoba, con fecha 3 de mayo, y que ésta remitió a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta en Córdoba, la plataforma solicitó información sobre “los depósitos de polvo negro que industriales del polígono de las Quemadas venían percibiendo a espaldas de la fábrica”.

Con respecto a ello, los agentes de medio ambiente de la Delegación Territorial se pusieron en contacto con la plataforma, pasado un mes de la denuncia, “pero no ha habido ninguna información con posterioridad a esta comunicación”, según criticaron desde Aire Limpio.

Hubo un cuarto escrito, del pasado 12 de junio, mediante el que la plataforma solicitó información de carácter ambiental a la Consejería de Medio Ambiente sobre los registros de emisiones de la cementera a lo largo del año 2016. En ese sentido, la Delegación de Medio Ambiente no respuesta “satisfactoria”, a juicio de la plataforma.

Por último, el pasado 4 de julio, la plataforma dirigió una batería de preguntas a la Delegación de Medio Ambiente en relación con “los rumores existentes sobre la incineración de residuos en la cementera, con el conocimiento de la Delegación Territorial”. “Rumores que se confirmaron al día siguiente cuando la cementera dirigió un escrito a los grupos municipales reconociendo que estaba procediendo a incinerar residuos en el horno de la fábrica”, continuó.

Por todo ello, la plataforma registró este lunes la citada queja dirigida al Defensor del Pueblo Andaluz, para que inste a la Consejería a cumplir “con las obligaciones que le impone la legislación sobre información ambiental entregando toda la información solicitada”. Sobre todo porque, “independientemente de la obligación legal que tiene, este es un compromiso adquirido solemnemente en sede parlamentaria por el propio consejero, José Fiscal”, el pasado 7 de abril.

Etiquetas
stats