La Agonía presenta la espectacular bambalina frontal de la Virgen de la Salud

Imagen de la bambalina frontal del palio de la Virgen de la Salud | HERMANDAD DE LA AGONÍA

La hermandad de la Agonía presentó en la noche del pasado sábado la pieza más esperada de su paso de palio por todos los cofrades, la bambalina frontal de terciopelo rojo y malla bordada en oro que estrenará la Santísima Virgen, Madre del Redentor, Nuestra Señora de la Salud, en su primera estación de penitencia del Martes Santo a la Catedral.

La pieza, de gran valor artístico y que causó una magnífica impresión entre los presentes, fue bendecida al finalizar la Fiesta de Regla de la cofradía en la parroquia de Santa Victoria, del barrio de El Naranjo, por el párroco y consiliario de la corporación, Manuel Navarro García. Se trata de la primera parte del palio que ha diseñado Julio Ferreira y que ha sido bordada en el taller del ecijano Jesús Rosado.

En cuanto al diseño, el propio autor explica que “sigue las pautas decorativas establecidas en la línea estilística de la cofradía: el Renacimiento (1480-1630)”. De esta manera, es una obra con “ornamentación influenciada por el gusto italiano de formas y follajes con una clara presencia de grutescos. Un Renacimiento elegante en sus líneas y poderoso a la vez, al servicio de los emperadores, reyes y pontífices”.

“Desde el punto de vista estilístico, la bambalina se conforma en tres espacios: la base principal; el follaje habitado por grutescos, siguiendo una estructura denominada ”candelabro“, donde se sitúa en estructura vertical los motivos en forma de jarrones o copas, estando presente en los tres paños de la decoración; y los follajes de figuras de semianimales y aves, que toman al adaptarse con la ornamentación formas de unión con acantos hasta el punto de acabar siendo parte de ellas mismas”, prosigue Ferreira. “Sobre la parte central superior, la disposición del ornamento se deposita sobre unas estructuras lineales que se curvan en los centros en formas de medias lunas. En ellas residen los putti (los típicos querubines alados renacentistas), acompañados en los lados por cuernos repletos de frutas representativas, motivo muy empleado en la decoración del siglo XVII”, continúa el autor.

“El motivo más importante es quizás el centro de la decoración, donde se impone un cartiglio, o cuero italiano, en forma de rollo de papel desplegado, utilizando como soporte un mascarón de un putti, con caídas de cintas airosas y con frutas en los extremos. Parte esencial en este proyecto, es la viveza de los tonos en el color. Fieles a las tonalidades características del Renacimiento, los grandes pintores del Quattrocento y del Cinquecento italianos optaron en sus pinturas por tonalidades con gran viveza en los ropajes, ricas en el color. El fondo de la bambalina tendría que acoger este requisito básico, por lo que se optó por un rojo intenso, rojo legión, fundamentado en los frescos de las Madonnas de Perugino (1448-1523) o Rafael (1483-1520)”, finalizó. El resto del palio se presentará en el mismo color pero liso y con el mismo fleco de bellota.

En cuanto al proceso de bordado, Jesús Rosado indicó a EL CIRINEO que se trata de un palio “bastante rico” y muy laborioso. Hay piezas de distintos volúmenes, el San Rafael y los querubines van bordados “en muy alto relieve”. Ha utilizado diversidad de técnicas, como puntitas dobles, medias ondas, setillo, dados, pedrería, mucha hojilla y cartulinas, lo que ha dado como resultado junto al diseño “un palio de primer nivel”. El fleco que remata la bambalina y la cordonería han corrido a cargo del prestigioso artista Sergio Guzmán.

Nueva toca

Como se pudo apreciar en su presentación, “el trabajo es muy bueno y estamos muy satisfechos”, expresó a EL CIRINEO el hermano mayor de la Agonía, Carlos Recio, que se mostró deseoso de que llegue el Martes Santo. Ese día la Virgen de la Salud estrenará más elementos, pues su paso de palio sale por vez primera. Uno de los más valiosos será la toca de sobremanto que está bordando en oro Francisco Mira con diseño también de Julio Ferreira. Esta pieza la presentará la hermandad en el transcurso de esta Cuaresma e irá sobre un manto de color azul claro. También serán nuevas las jarras y violeteros, obras presentadas ya hace tiempo, con diseño también de Ferreira y realizadas por el orfebre Manuel Valera siguiendo el estilo renacentista de todo el conjunto. Son de metal plateado y dorado y adornadas con pedrerías de esmaltes color rubí y zafiro.

Serán éstos elementos definitivos, aunque habrá otros. La candelería de 78 piezas, que podría complementarse con otras según el dibujo que hagan los priostes, no es la que se ha diseñado para el paso pero ha sido adquirida nueva y de manera provisional en los talleres lucentinos de Angulo hastas que puedan ejecutarse las otras piezas. Los varales fueron adquiridos hace algunos años a la hermandad de la Borriquita de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira, y la trasera del paso se iluminará con faroles cedidos por la hermandad de la Oración en el Huerto.

Por su parte, los faldones serán también rojos y los respiraderos también serán provisionales en malla y madera cubierta con pan de oro, realizados por el prioste Antonio Madueño, hasta que puedan realizarse los que ha diseñado el mismo autor de todo el paso, que ya tiene definidos el resto de bambalinas, el techo de palio, los varales y los respiraderos finales.

Música elegante y aumento de nazarenos

A la Virgen de la Salud, Madre del Redentor, que vestirá la saya con la que se bendijo, diseño de fray Ricardo de Córdoba, y llevará la corona que se le impuso por su XXV aniversario con diseño de Ferreira y ejecución de Valera, la acompañará en su primera estación de penitencia a la Catedral la Banda de Música de Cabra, que interpretará un repertorio “de barrio pero elegante”, en palabras de Carlos Recio, quien indicó a este periódico que está habiendo un incremento de reparto de papeletas de sitio con motivo de la salida en procesión de la Virgen, por lo que se están haciendo nuevas túnicas.

Etiquetas
stats