Da Vinci estilista

.

El retrato de Gioconda viajó con Da Vinci a Amboise, el lugar donde el artista, inventor, arquitecto, diseñador, biólogo y genio visionario, vivió sus tres últimos años gracias a la amistad y mecenazgo del rey de Francia Francisco I. De hecho, en Amboise se condensan la leyenda y el legado de Leonardo, un motivo por el que la visita a la ciudad y sus dos castillos, Real y de Clos Lucé, testimonian a Da Vinci como creador insuperable.

Por ello en 2019, justo 500 años después del último aliento de Leonardo en Clos Lucé, pasear por Amboise es sentir que la memoria de Da Vinci habita la ciudad: desde la ribera del Loira divisada desde el Castillo Real y terrazas de establecimientos con un siglo de vida como la pastelería Bigot, hasta el viaje gastronómico al Renacimiento que ofrece el restaurante L’Auberge du Prieuré, e incluso en su extenso camping rodeado de bosque.

Amboise despunta así entre los destinos inolvidables e iniciáticos porque los destellos de Da Vinci jamás se acaban. Y es que Leonardo representará siempre esa ascua de la atracción hacia las carreras científicas; el misterio y la sospecha de mensajes ocultos que hiló Dan Brown; el icono para no olvidar que el ser humano es el centro y la medida (hombre de Vitrubio); estilismos inmortales como el de Gioconda y la Dama del Armiño, e imágenes icónicas sin las cuales quizás Warhol no habría retratado a Marilyn.

Da Vinci -también desde Amboise- es inagotable. Y sus cuadernos, entre ellos los Códices Madrid I y Madrid II mostrados hace meses en la exposición conmemorativa de la Biblioteca Nacional de España, acercan la genialidad de un Leonardo que lo mismo lamenta un amor no correspondido que habla de su empeño de la cuadratura del círculo o repasa su extenso fondo de armario (es claro que la elegancia italiana viene de antiguo).

Lo cierto es que este aniversario tan redondo de los 500 años ha llenado el mundo de Da Vinci y sus facetas. Venecia, por ejemplo, ha tratado a Leonardo como autor de perfumes y fórmulas de belleza. Florencia, por su lado, lo retrata como precursor de la ecología y la sostenibilidad.

Leonardo puede ser visto también "come stilista", pues prestó su Gioconda a Duchamp y, hace poco, a la edición limitada de un bolso de Vuitton, y es el rey de las t-shirt, siempre asequibles. Más allá del recuerdo turístico, Asos y otras firmas como desingbyhumans o War is el Hell Store y spreadshirt poseen sus camisetas homenaje a Leonardo. ¿A quién no le apetece vestir con una mente y una sensibilidad prodigiosas?

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación

Etiquetas
Publicado el
21 de septiembre de 2019 - 12:47 h