MUNDOFÚTBOL Y TITIS

 Entre gritos y pitos - los españolitos - hacen algo a la vez. Y es que el FÚTBOL unió a toda la fauna de titis excluyendo a la mayoría de homosexuales y a algún que otro rarillo que afirma con un par de "huevos" que el fútbol no le va nada.

Desde niña estuve poseída por la extraña certeza de que el fútbol era un juego… Sí, pero un juego menos divertido que una hernia. Me aparté de él como quien huye de la peste. Así, entre rayos y centellas – pensaba – que era un deporte absurdo en el que 23 titis – árbitro incluido – corren como lunáticos detrás de una pelota. Sorprende – al menos a mí – describir esa sociedad cerrada, esa cultura con leyes, con reglas y códigos propios, con todo tipo de rituales machistas que llevan adheridos, que forma parte de mi país y que desconocía por completo. Que hace que me pregunte si este deporte supone el estancamiento mental patriarcal o un divertimiento que mueve masas como la peor o mejor de las sectas…

Más machista, un canto a la alabanza, un taladrante himno nazi o que no le dan más importancia que la que realmente tiene, un juego.

Las mujeres y los homosexuales, en nuestra gran mayoría, odiamos el fútbol porque nos desplaza. Y eso lo detestamos. Hay mujeres que aceptan su papel de "mujer invisible", otras que intentan doblegarse y para ello se masculinizan e imitan su rol grotesco y las hay quienes a pesar de que el fútbol las rechaza lo aman sin más.

Pero vayamos por partes, si por casualidad eres un moderno progre o un perroflauta tienes todas las posibilidades de ser principalmente del barçabarça, aunque no tengas una ideología fundamentada, por eso de que el barça es independentista y de lo más alternativo. Cuando pierda - tu equipo - te esconderás hasta debajo de las piedras, si ganas estarás dando la brasa en tu twitter de sabios. Como buen anticapitalista, odiarás a todos los clubs con más dinero, pues a más dinero más de marcha se irán por el "Buda" con alguna guarrilla. Te la pelarán todos los demás clubs porque solo ves hollingans con diferentes camisetas que no es tu rollito. Te considerarás altruista, obvio, con la publicidad gratuita de UNICEF en las camisetas del club. Piensas que el fútbol es para todo el mundo por igual, mujeres – si están buenas mejor – y no te importaría  explicarle el fuera de juego en el starbucks. Consideras que el fútbol es también para los gays, solo que quizás haya que cambiarles a los jugadores su camiseta por una de rejilla. Ya decidirá el semidios Guardiola – amigo de escritores e intelectuales – uno de los pocos entrenadores capaces de eludir la típica fraseología limitadísima futbolera. No fliparás mucho con ir al estadio de fútbol a ver el partido, de todas formas animar no es tu fuerte, pues estás en los mundos de Yupi por tus petas de María. Estimas que el campo está lleno de borregos flipados.

Si por el contrario eres un empresario que fuma puros, un pijo machirulo, un chaval con ideologías diestras (aunque no sepas ni lo que significa) o un papi que quiere inculcar valores (copa-puro-fútbol) yo me decantaría por el Madrid.  El club que más pasta tiene y que mejor representa a España en el extranjero junto con los toros y las folklóricas. Reconocido por la FIFA como el mejor club del siglo XX, por mucho que le duela a los culerdxs. Consagrarás al Santiago Bernabéu como el templo litúrgico en el que se idolatra a los dioses del balón, se admite el odio y la felicidad de ver al prójimo con el ánimo destrozado. Impera la ley del más fuerte y la autoafirmación de la propia virilidad.  Opinarás que el escudo madridista es todo un signo de honor y orgullo para tu patria, sin ser consciente que las chorbas lo consideran la segunda razón más asexual del mundo. Declararás abiertamente que el fútbol es también para mujeres aunque las omitas como si fueran fantasmas los domingos. No tendrás ningún problema en dejar entrar a un homosexual a tu templo pero cantarás "Ay Guardiola, Ay Guardiola, qué delgado se te ve, primero fueron las drogas, hoy en Chueca se te ve…".

 

Pero si por el contrario estás hasta el culo de mariconadas, de pijos catalanes y de la capi y lo que te mola es animar como buen hincha que eres, lo tuyo es el ATLETI. Este club es para la peña que anima, para la clase obrera, auténtica, y para los ciudadanos  reales de a pie. Modestos y buenrolleros. Auténticos españoles y cool 100%. Los mejores hinchas del mundo mundial y en el mundial. Borrachos de bares de mala muerte de esos que se tiran los cucos de las olivas de caústico al suelo. Obesicos mórbidos cual torrente, misóginos, anticomunista, adictos al sexo con prostitutas. El club rojiblanco para los Neo…istas. Incluso a pesar de su ausencia de valores, darían cualquier cosa por el Atléti. El hincha que gusta a las mujeres. Iconos del folklore camposillo de nuestro país. Fans del Fary y de su rechazo por el hombre blandengue.

Definitivamente, hacen falta muchos más hinchas amantes de las cosas sencillas y de la autenticidad. AUPA EL ATLETI

 

ATLETI, Atleti, Atlético de Madrid,

Atleti, Atleti, Atlético de Madrid,

Jugando, ganando, peleas como el mejor…

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2015 - 02:16 h