¿Cuánto debería pagar por mi hipoteca para vivir bien?

.

Si estás pensando en solicitar una hipoteca  para la compra de tu vivienda, deberías dedicar unos minutos a calcular cuánto sería el importe idóneo a pagar en tu hipoteca para poder vivir con cierta independencia financiera.

Los bancos ya están vislumbrando un escenario con un Euribor en positivo para el próximo año 2018, incluso hay pronósticos de que llegará al 1,50 en el año 2020.

Dediquemos unos minutos a realizar un cálculo simple del importe que deberíamos dedicar de nuestros ingresos para pagar la cuota de la hipoteca y, además, poder vivir con cierta independencia financiera.

En estudios recientes con datos de los ingresos de los trabajadores en España del año 2015, indica que el sueldo medio de un trabajador ronda los 1.300 euros mensuales.

Partiendo de este dato,  realicemos un ejemplo que nos puede ser indicador sobre la cantidad de dinero que deberíamos, como máximo, destinar al pago mensual de la hipoteca.

Lo primero que debemos decidir es si formalizamos la hipoteca a tipo de interés fijo o variable.

Con las previsiones para los próximos años de subida de tipos de interés, muchos expertos recomiendan firmar a tipo fijo. Pero, como siempre, analicemos nuestras circunstancias personales y profesionales.

Tomemos como ejemplo el siguiente caso:

  • Compra de una vivienda en Córdoba de 70 m2 con dos dormitorios por un precio de 84.000€.
  • Solicitamos hipoteca a tipo fijo del 2,25% a un plazo de 20 años.
  • Importe solicitado de hipoteca el 80%, es decir, 67.200€.
  • La cuota a tipo fijo del 2,25% sería siempre de 347,97€.
  • Ingresos mensuales de 1.300€ netos.

La capacidad teórica de endeudamiento, lo que deberíamos como máximo de destinar al pago de préstamos al mes, debería ser máximo del 30% de nuestros ingresos.

390 €.- al mes.

Si seguimos con estos cálculos, el importe de 42,03€ al mes sería la diferencia entre 390€ y 347,97€. Este  debería ser como mínimo el dinero a destinar al ahorro, a esa hucha para imprevistos que sí debemos tener.

Tendríamos una cantidad de dinero disponible al mes para destinar a nuestros gastos fijos y variables de 910 €.

Puede resultar este ejemplo simple, pero la intención es reflexionar sobre cómo conseguir cierta independencia financiera a  pesar de tener la obligación de pagar una hipoteca.

La clave está en el cálculo previo que hagamos antes de firmar nuestra hipoteca y en la elección del tipo de hipoteca a interés fijo o variable.

Seamos conscientes de la repercusión que tendrán nuestras decisiones financieras tomadas hoy, riesgos y oportunidades estarán siempre presentes.

Etiquetas
Publicado el
5 de julio de 2017 - 22:07 h
stats