Equipo "top" pero "low cost" 2ª parte

De verdad que no me apetece insistir. Pero mi capacidad de sorpresa ante la insufrible mediocridad e inconsistencia de la actual directiva del Córdoba no tiene fin. No volveré a hacer contexto. Pueden leer mi entrada anterior. Pero asistir al último giro de tuerca en unas circunstancias que invitan a temer por el descenso (así de crudo) resulta, cuando menos, exasperante.

Si el presidente dice que están buscando un entrenador con gran experiencia en segunda división y pocos días depués ficha al Chapi Ferrer, cuyo único currículum en los banquillos es una parte de la temporada en el Vitesse, en Holanda, hace un par de años, donde no siguieron con él... ¿Qué podemos pensar?

Si el nuevo entrenador habla y habla por activa y por pasiva de intensidad, de sentirnos cómodos con el balón, de llevar las riendas del partido, y en su primer partido el equipo no dispara entre los palos ni una sola vez y no da el menor síntoma de brío y trabajo colectivo... ¿Qué podemos pensar?

Si el presidente ya ha recorrió durante la temporada pasada un guión calcado al descrito, con apuesta temeraria a principios de la misma y solución posterior esperpéntica, siguiendo perfiles muy similares en ambos casos a los elegidos en la presente... ¿Qué podemos pensar?

Si ninguno de los jugadores está en el nivel óptimo de juego a estas alturas de temporada... ¿Qué podemos pensar?

El equipo no está trabajado, ni en lo deportivo ni desde el palco. Ustedes dirán. Yo ya no tengo nada que añadir en este tema.

Etiquetas
Publicado el
24 de febrero de 2014 - 07:00 h