Sobre este blog

Sergio Gracia Montes es graduado en Derecho por la Universidad de Córdoba. En 2018 impulsa desde Córdoba el Centro de Investigación de la Extrema Derecha (Cinved), con el que analiza y estudia los movimientos populistas y extremistas en España y a nivel internacional. Gracia cuenta con amplia formación en materia religiosa, política y de derechos humanos, e interviene en medios nacionales (Cuatro, La Sexta, Huffington Post, El Independiente, El Confidencial o El Temps) como experto en fanatismos y movimientos de ultraderecha.

Esoterismo, mitología y ficción en la contracultura de la extrema derecha

Imagen de 'El señor de los anillos' que retiró Vox de sus redes sociales tras el apercibimiento de Warner Bros.

0

Históricamente los líderes de regímenes totalitarios de extrema derecha como Hitler, Mussolini o Franco han abrazo el ocultismo o el esoterismo, llegando a crear incluso, una especie de nebulosa en torno a los símbolos materiales, sin importar de qué religión fueran.

Véase por ejemplo Hitler y sus esbirros como Hess, Himmler, Darré o Wessel, a pesar de que el nazismo prohibiría los grupos esotéricos en su nacimiento, abrazaron la Orden Negra, y para ello no dudaron en tirarse a la caza de múltiples símbolos religiosos.

Pero de está paranoia y estos desvaríos, también se vería influido Franco y el régimen franquista, quien daría cobijo a los últimos miembros de la Orden Negra en Denia. Para el régimen y el Dictador, este estaba protegido por la baraka, la masonería también fue tema central durante su dictadura a la que realizó una Cruzada particular, buscando con ello entre otras cosas, atacar a su padre que se refirió al propio Franco en los siguientes términos “¿Qué sabrá mi hijo de la masonería? Es una asociación llena de hombres ilustres y honrados, desde luego muy superiores a él en conocimiento y apertura de espíritu. No hace más que lanzar sobre ellos toda clase de anatemas y culpas imaginarias. ¿Será para ocultar las suyas propias?”. Estas palabras están sacadas del libro Historia de una disidencia, escrito por la sobrina del dictador Pilar Jaraiz Franco. A esto debemos añadir la divinización del dictador, donde los artistas idealizaban su imagen como fue el caso de Arturo Reque en Alegoría de Franco y la Cruzada, donde aparece Franco con armadura, algo totalmente descontextualizado.

Además el régimen para su autobombo, no dudaba en emplear términos tales como, “Providencia Divina”, “Caudillo por la gracia de Dios” o “Elegido por la benevolencia de Dios” entre otros.

A todo esto, habría que añadir y no acabaríamos nunca, la querencia por lo divino, la lucha entre el bien el mal donde el Dictador se levanta para salvar a la Patria, la “Cruzada”, la Megalomanía, supuestos avistamientos o la creación de un escudo protector con objetos sagrados. Esto lo único que hace es afirmarnos la paranoia en la que estaba envuelto el Dictador y el Régimen.

Si hay algo poco conocido hasta hoy de la extrema derecha, puede ser su querencia al esoterismo y la mitología como forma de vincular ciertos hechos con la ficción y el ocultismo. Es habitual encontrar documentos sobre esoterismo en canales telegram de extrema derecha, del mismo modo que podemos encontrar recomendaciones de libros sobre mitología, donde Evola está en el mismo nivel que Hess, Hitler, Kaczynski (Unabomber), Mishima o Degrelle.

Corría el año 2019 cuando, en plena campaña electoral, Vox lanzaba un tuit en referencia al Señor de los Anillos que decía “¡Que comience la batalla! #PorEspaña” a lo que tendría dos respuestas rápidas: una, por parte Warner Bros Spain, que le recordaría la parte legal diciéndoles “Warner Bros no ha autorizado el uso de nuestra propiedad intelectual para ninguna campaña política”; y otra del actor Viggo Mortensen que, a través de una Carta al Director al diario El País, exponía: “Hay que ser bastante ignorante para pensar que el uso del personaje de Aragorn de la trilogía cinematográfica El señor de los anillos para promover la campaña electoral de un partido xenófobo de ultraderecha como Vox sería una buena idea. No solo es absurdo que a mí, el actor que encarnó este personaje para Peter Jackson, y una persona interesada en la rica variedad de culturas e idiomas que existen en España y en el mundo, se me vincule a un partido político ultranacionalista y neofascista”.

Como podemos observar, la utilización del esoterismo y de la ficción por parte de la extrema derecha, no es algo nuevo. Por ejemplo, el centro de estudios OHKA suele recurrir a Tolkien y ese imaginario donde el libro de El Señor de los Anillos juega con el enfrentamiento entre el bien y el mal del que hablamos antes, y donde hay personajes de ficción y mitológicos.

Tampoco se nos debe escapar, que Tolkien, por mucho que algunos intenten justificarlo y blanquearlo, apoyó el golpe de estado y posterior dictadura franquista.

Entre sus referencias OHKA pone como ejemplo la sede central de Casa Pound donde en sus paredes está escrito el apellido del Tolkien junto al de Ledesma Ramos. Asimismo, han llegado a realizar jornadas disidentes específicamente sobre Tolkien y han recomendando lecturas del ideólogo de extrema derecha y ex miembro de CEDADE Ernest Milá sobre el propio Tolkien, donde a través de la Revista de Historia del Fascismo, Milá habla de cómo en la Italia de la segunda mitad de los años 70, el MSI y otros grupos desarrollan la idea de los Campos Hobbit como forma de insertar a la nueva generación neo-fascista en el debate político italiano, no como fuerza marginal, sino como una fuerza juvenil más antisistema. Milá también llevó a cabo las primeras traducciones de las obras de Julius Evola a través de Ediciones Alternativa. Además, Milá publicó en 2020 Evola y el III Reich. Evola y el neofascismo“ o habló en 2021 en el Centro Evoliano de America sobre ”Julius Evola: Cabalgar el tigre: 60 años.

El párrafo anterior, nos puede orientar para entender la querencia por Tolkien de Georgia Meloni, que en diversas ocasiones ha mostrado el amor y admiración que tiene por su obra para la que Tolkien encarnaría los valores conservadores. Aunque Tolkien no es el único mito sobre el que fundamenta Meloni su discurso, ya que también utilizó al pirata espacial Capitan Harlock y su speech Solo lucho por lo que creo”. Hace cuarenta años, “el pirata espacial” #CapitanHarlock“.  

Otros que han exhibido el nombre de Tolkien ha sido Vox. En 2019 algún diputado de Vox, vinculaba el discurso de Tolkien que parafraseaba Georgia Meloni junto a Santiago Abascal. También para el British National Party, Tokien es una referencia, para quienes “El Señor de los Anillos es una lectura esencial” como así reflejó The Times.

El ultimo que ha recurrido a la ficción recientemente ha sido Trump, lanzando una colección de cartas donde el propio Trump se viste de superhéroe, donde aparece vestido desde Superman a Maverick, el famoso piloto de la película Top Gun, pasando por astronauta, deportista o magnate.

Por su parte, el ex líder del Fidez Húngaro Gabor Vona, llegó a escribir el prólogo del libro de Julius Evola A handbook for right-wing youth, para el que Evola es “uno de los más grandes pensadores del siglo XX, y una personalidad decisiva en la propagación del tradicionalismo”.

En ese texto hay explícitamente una parte en el discurso del Mensaje a los jóvenes de 1950 donde dice “We find ourselves in a world of ruins” casualmente casi idéntico al lema que tenía Hogar Social Madrid: “Mantenerse en pie en un mundo en ruinas”.

Todo esto viene a demostrarnos que la vieja extrema derecha sigue utilizando los viejos discursos y a los viejos ideólogos para inculcar la vieja doctrina. Quedándonos en España y en esos centros de pensamiento disidente y de contracultura los cuales tienen incluso hasta sus propias editoriales, podemos encontrar guiños a figuras importantes de la ultraderecha como el mencionado Julius Evola, Alain de Benoist o Alexander Duguin para el que la figura de Evola es “una figura paradigmática del tradicionalismo”. Sirva como ejemplo, Ediciones Fides que tiene publicados Julius Evola, diálogos contra la modernidad de Alain de Benoist entre otros.

Postdata local: Durante la campaña andaluza de 2018, Juanma Moreno también recurrió a los personajes de ficción, en este caso a la saga de Star Wars.

Sobre este blog

Sergio Gracia Montes es graduado en Derecho por la Universidad de Córdoba. En 2018 impulsa desde Córdoba el Centro de Investigación de la Extrema Derecha (Cinved), con el que analiza y estudia los movimientos populistas y extremistas en España y a nivel internacional. Gracia cuenta con amplia formación en materia religiosa, política y de derechos humanos, e interviene en medios nacionales (Cuatro, La Sexta, Huffington Post, El Independiente, El Confidencial o El Temps) como experto en fanatismos y movimientos de ultraderecha.

Autores

Etiquetas
stats