De la metáfora al hipérbaton

Entro en Cordópolis con una batería de temas en la cabeza sobre los que escribir el post semanal. Ideas sueltas e inconexas, temas sin pulir, historias por redactar que llenarían pero emborronando el elegante negro sobre blanco de este periódico.

Podría describir la alegría puntual que supone una victoria del Córdoba CF, podría indagar en las motivaciones de los 4.000 valientes que el domingo se lanzaron a correr una media maratón, o podría aburrir con el relato indignado de cómo me quedé sin teléfono y las peripecias que pasé para intentar recuperarlo, sin éxito por cierto.

Podría, pero una noticia suelta me descubre que Antonio es un angelito y Gerardo vive en plenitud lo que la vide le permite. Y que ninguno de los dos se amarga. Inevitable que me dé el punto y escriba de ellos.

Antonio y Gerardo son los protagonistas de ‘El desorden de los sentidos’, un documental que se estrena el viernes en Córdoba y del que de momento sólo conozco el trailer. Es suficiente. Cuatro minutos en Vimeo bastan para cambiar la perspectiva y percibir virtudes intangibles y muy poco habituales.

Antonio y Gerardo han sido castigados por la naturaleza pero ellos no lo saben, ni lo sabrán, y si lo saben les da igual. Disfrutan la vida impulsados por una felicidad pura, irracional y sublime, porque no tienen motivos para ser felices y sin embargo lo son.

Probablemente quienes les rodean sufran estoicamente, o no. Quizás esa felicidad que irradian Antonio y Gerardo ayuda comprender la vida más allá de la realidad cognitiva. Quizás una vida así te impregne de valores o quizás todos los tenemos latentes hasta que el contexto los hace estallar.

Ignoro si el documental tendrá calidad artística, si recibirá premios y halagos de la crítica o si tendrá éxito en taquilla. La suerte es saber que existe gente como Antonio, Gerardo y sus allegados, que por voluntad propia o sin ella, por suerte o por desgracia, son capaces de ver luz donde sólo hay oscuridad. Podría ser una metáfora, pero ‘El desorden de los sentidos’ es un hipérbaton real como la vida misma.

[vimeo id="54042747" width="620" height="349"]
Etiquetas
Publicado el
28 de noviembre de 2012 - 07:00 h
stats