Aquellas gallinas buenas

La conocen los que la perdieron los que la vieron de cerca irse muy lejos y los que la volvieron a encontrar, la conocen los presos: la libertad.

(La Libertad, Andrés Calamaro)

Dame un cielo donde pueda arañar la libertad, dame un cielo donde pueda besar la oscuridad.

(La libertad es la cárcel más grande de todas las cárceles, Javier Corcobado)

Aquí te esperoponiendo un huevome entró la tosy puse dos.

(La Gallinita, Gloria Fuertes q.e.p.d.)

Morrocotudo asunto cada vez que me encuentro en los estantes del súper o de la tienda del barrio con la etiqueta "huevos de gallinas criadas en libertad" adherida al cartón. A mi mente acuden citas, versos, explicaciones, elocubraciones, apuntes, citas. También imágenes, desde una ilustración de un libro de esos de Observo y Experimento, de la editorial Vicent Vives, a un fotograma de Chicken´s Run y, por ende, a la novela-fábula antitotalitaria de Orwell, Animal´s farm.

Y más:

Mi tía-abuela en el pueblo le asiste un certero corte en la coronilla a una gallina, la sangre brota y, sin cabeza, el ave patalea agarrada por el pescuezo hasta que se ralentiza y se detiene ya sin batería y fuera de toda cobertura.

Entiendo lo del valor añadido y esas cosas del comercio; pero no entiendo lo del concepto "libertad" aplicado a la gallina.

¿Se trata, acaso de una dimensión moral, jurídica, política, religiosa o de pensamiento de tal concepto? No sé.

¿Esa libertad gallinácea se acerca a la realización efectiva del bien para alcanzar la beatitud, como apuntaba San Agustín? ¿O es el concepto hegeliano de la libertad como idea?

Tal vez esté ligado a la moral de un modo aristotélico, a la capacidad de decidir por uno mismo, por la mismísima gallina.

Peliaguda la cosa, ya digo. No lo tengo claro. Nunca sabré cuándo una gallina es libre o no, o si una es más libre que otra, o si existe para lo que existe o si hay que diseñarle una existencia nueva. Yo qué sé. Ya quisiera ser yo el Demiurgo de todas las gallinas, de las cluecas, de las inglesas, de las estrictamente ponedoras, de las de Guinea y de sus pollos y pollitas...

No lo soy. Soy solamente el tipo que flipa y se queda pillado leyendo las diferentes etiquetas en el expositor de huevos.

Etiquetas
Publicado el
16 de marzo de 2014 - 02:00 h
stats