Podemos lamenta que Córdoba solo contará con un autobús eléctrico en 2023 por falta de perspectiva ecológica

La portavoz de Podemos en el Ayuntamiento, Cristina Pedrajas.

El Grupo Municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Córdoba ha criticado, a través de su portavoz, Cristina Pedrajas, la absoluta falta de perspectiva ecologista del cogobierno local y de haber perdido una oportunidad de oro para contar con una renovación de la flota con autobuses eléctricos financiados con los fondos del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Residencia de la Economía, a pesar de las advertencias sobre una necesidad de encaminar la ciudad hacia un transición ecológica desde que empezó la legislatura.

Córdoba hubiese contado con autobuses eléctricos, de haber tenido mentalidad de pioneros, "cuestión que aquí brilla por su ausencia". El Programa de Ayudas a Municipios para la Implantación de Zonas de Bajas Emisiones y la Transformación Digital y Sostenible del Transporte Urbano hubiera financiado su renovación hasta el límite de la subvención correspondiente. La realidad es que Córdoba ha preferido seguir invirtiendo en gas comprimido, "cuando todo indicaba que los vehículos eléctricos son el siguiente paso de la evolución del transporte sostenible, y así lo ha estado avisando nuestra formación política de forma constante", en palabras de Pedrajas. Ahora, solo se va a poder optar a adquirir con esos fondos un único vehículo eléctrico con pila de hidrógeno de 12 metros como prueba piloto para la incorporación de dicha tecnología en el transporte colectivo urbano de Córdoba.

Dependiendo del resultado de la prueba piloto se plantearán futuras adquisiciones de vehículos con esa tecnología, pero eso supondrá tener que esperar dos años para analizar los resultados, "con lo que la ciudad no empezaría a pensar realmente en contar con una flota de autobuses con pila de hidrógeno hasta 2023, que sería el primer paso para una adquisición que luego tardaría todo el proceso de licitación y comprar posterior, sin contar ya con esta oportunidad de fondos europeos", ha señalado la portavoz de la formación morada.

Según las condiciones del Mitma, la recepción del vehículo está prevista para el primer semestre de 2023, entre junio o julio concretamente (se indica que la licitación saldría para diciembre de 2021 o enero de 2022 con un valor estimado de 800.000 euros sin IVA), y a partir de ahí se elaboraría la planificación del proyecto piloto y la obtención de datos de funcionamiento. Entre tanto, al menos el Ayuntamiento de Córdoba se compromete a mantener ese único vehículo durante su vida útil calculada en unos 15 años de funcionamiento.

Donde sí se va a sacar provecho de estos fondos para vehículos eléctricos con pila de hidrógeno será en Sadeco, para la que se ha solicitado catorce vehículos para la recogida de residuos sólidos en la ciudad, de los que diez son para la recogida propiamente dicha, dos son lava contenedores y otras dos, baldeadoras. "Lo que se gana en reducción de emisiones a la atmósfera con Sadeco, no se ha sabido aplicar a Aucorsa, que, al fin y al cabo, es la que permite que los usuarios y usuarias de la ciudad no utilicen su vehículo propio para desplazarse y, por tanto, es la que genera una mayor impacto beneficioso para el aire que se respira en Córdoba. La ayuda nos ha pillado en el vagón de cola de la transición ecológica y hemos perdido una magnífica oportunidad para ponernos en vanguardia en esta materia", se ha lamentado Cristina Pedrajas.

Etiquetas
Publicado el
26 de octubre de 2021 - 14:39 h
stats