Ausencia de autocrítica en el PP, que culpa de su derrota a la fragmentación de la derecha

Andrés Lorite, Adolfo Molina y Fernando Priego, tras conocer los resultados electorales | MADERO CUBERO

Tristeza e incredulidad ante unos resultados que ni el propio Partido Popular (PP) se esperaba. Con el peor resultado de su historia -66 diputados- y con la pérdida de más de la mitad de los escaños logrados por Mariano Rajoy en las elecciones de 2016, el PP cordobés ha asumido la derrota y ha culpado a Vox de la victoria de Pedro Sánchez en los comicios, sin ningún atisbo de autocrítica.

El presidente de los populares cordobeses, Adolfo Molina, ha reconocido que los resultados “no son los que queríamos, no nos satisface y no los esperábamos ya que salíamos a ganar”. Como principal -y a su parecer, única- causa del descalabro del PP, Molina ha aludido a la fragmentación de la derecha en España, que estrena nuevos diputados en el Congreso de la mano de Vox, que ha conseguido 24 escaños.

“Desde hace tiempo veníamos advirtiendo que dividir el voto del centro derecha iba a hacer a Pedro Sánchez presidente del Gobierno y así ha sido”, ha recriminado Molina, aunque ha felicitado al socialista por su victoria.

Los populares han seguido el escrutinio de los votos desde el Hotel Córdoba Center, acompañados de cerca de una veintena de simpatizantes, en los que se apreciaba su pesimismo. Hace apenas cinco meses, y en este mismo lugar, el PP celebraba eufórico los peores resultados de su historia en la Junta de Andalucía, pero que les valió para, con el apoyo de Ciudadanos y Vox, nombrar a Juanma Moreno Bonilla presidente del Gobierno andaluza. En esta ocasión, el pacto de las tres derechas no podrá hacer presidente a Pablo Casado.

A pesar de los resultados, Molina ha destacado que “el PP sigue siendo la segunda fuerza en la provincia de Córdoba”, siendo su partido “la alternativa al socialismo”. En clave municipal, el presidente de los populares ha adelantado que su formación “no va a dejar de trabajar” porque “si extrapolamos el resultado de lo que ha ocurrido hoy, se darán gobiernos alternativos a la izquierda”.

Más contenido se ha mostrado el senador por Córdoba, Fernando Priego, que se ha referido a la de hoy como “una noche agridulce” y ha afirmado que su partido trabajará “por los problemas que sufre y vive la gente en su día a día” ya que, ha dicho, los populares no son personas “que nos inventamos los problemas”.

Por su parte, el diputado por Córdoba, Andrés Lorite, ha manifestado que los resultados electorales “no son buenos para la provincia de Córdoba ni para España” y también se ha referido a la “advertencia” en la fragmentación de la derecha, que le ha dado el gobierno a Pedro Sánchez, “a los que quieren dinamitar España, a los que no hace nada bueno por la economía española y a los que no asumen los restos de nuestra patria”. Frente “a todos ellos tenían una opción, el Partido Popular”, ha dicho.

Para las elecciones municipales del próximo 26 de mayo, Lorite ha asegurado que “los cordobeses han aprendido la lección y lo que hay que hacer es aunar el voto en el PP para desactivar a la izquierda del Ayuntamiento de Córdoba, de la Diputación y de los municipios de la provincia”. “Aglutinar el voto es lo que funciona y el futuro está en el nombre de José María Bellido al frente del gobierno de la ciudad de Córdoba y de tantos alcaldes al frente de los gobiernos de la provincia” ya que, ha afirmado, el PP “es garantía de futuro”.

Etiquetas
stats