Xisco, el factor tiempo y la redención del goleador

Xisco celebra su gol ante el Torrevieja | MADERO CUBERO
El balear ha marcado tres tantos en cuatro citas de pretemporada con el Córdoba | “Prefiero estar ahora mejor en otros aspectos y guardarlos para la Liga”, dice

Se fue del Córdoba envuelto en una ola de descrédito y ha regresado con otro aire. Implicado, con peso dentro del grupo... y con gol. La excelente segunda vuelta que firmó como cedido en el Mallorca sirvió para refrendar su potencial en la categoría de plata. Sus admiradores -que los tiene- esbozaron una sonrisa; sus detractores -que también-, una mueca entre la extrañeza y la expectación. Porque Xisco Jiménez (Santa Ponça, 1986), para bien o para mal, siempre tiene sobre sí el foco de la atención pública. No es un futbolista más en el Córdoba y con esa etiqueta tendrá que cargar siempre. Además de estar permanentemente examinado, por su posición, con el peculiar baremo de los delanteros: tantos marcas, tanto vales. Este verano, Xisco ha dejado su sello en tres de los cuatro partidos disputados por el Córdoba. Una excelente noticia para un equipo que lleva mucho tiempo de malas relaciones con el gol.

“Siempre es bueno marcar para un delantero, pero hay que seguir mejorando otros aspectos. Es mejor hacerlo desde el gol, pero tengo mucho que mejorar. Es más, hasta prefiero ir encontrándome mejor en otros aspectos y guardármelos para la Liga. De todos modos, los delanteros vivimos de eso y te da confianza”, explicó Xisco a los periodistas tras el pésimo partido del Córdoba en la Ciudad Deportiva Ramón Cisneros, donde fue superado en todo por el filial del Sevilla. “Dimos demasiadas facilidades, del primero al último. No es agradable, obviamente, el irte con estas sensaciones, pero es pretemporada. Hay muchas cosas que pulir todavía y es mejor que no pase esto ahora y no cuando esté más cerca la Liga”, reflexionó el balear.

Sus tres goles (Orihuela, Torrevieja y Sevilla Atlético) le convierten en el máximo realizador de la pretemporada blanquiverde, por encima de sus dos compañeros en la punta: Florin Andone (2: Orihuela y Torrevieja) y Arturo Pérez (2: Orihuela y Torrevieja). El rumano, que se lesionó en la primera parte ante el Torrevieja, no intervino en los duelos ante el Linares y el Sevilla Atlético. El internacional sigue teniendo un porvenir incierto y sigue en el escaparate del club: si llega una oferta interesante, se estudiará. Lo de Arturo también es complejo. El delantero, que volvió de una cesión al Alcorcón y Llagostera, está incluido en la lista de transferibles. El último pretendiente que ha sonado es el Cádiz CF, que ya se hizo con el ex blanquiverde Abel y anda buscando un ariete fiable.

Xisco parece un fijo para el Córdoba 15-16. No fue así siempre, porque se especuló con una posible marcha -incluso al Mallorca, aunque la llegada de Chapi Ferrer al banquillo lo enfrió todo-, pero todo a punta a que será una de las referencias del grupo. Aquí se ha vuelto a encontrar con Oltra, que le tuvo a sus órdenes en el Deportivo de los récords de la Liga 11-12. Xisco marcó el gol del ascenso a Primera de los coruñeses. Ahora, en su cuarta temporada de blanquiverde, y con 29 años, sueña con reverdecer momentos de gloria. Eso sí, sin dejarse llevar por las fantasías. “Siempre he intentado aportar lo máximo que he podido. Unas veces sale mejor y otras no también. Tengo un poco más de experiencia que algunos compañeros, pero siendo uno más y tratando de ayudar dentro y fuera del campo en todo lo posible. Cada uno tenemos que aportar lo máximo que tenemos para que salga fortalecido el grupo”, apunta.

A Xisco le sentó rematadamente mal lo que sucedió en Sevilla. De hecho, no encontraba explicación a la imagen ofrecida por su equipo. “Ojalá te lo supiese decir. No es nada físico, ahí estamos bien. Nos falta precisión con la pelota, pulir movimientos, un poco más de convicción al hacer las cosas... Son aspectos mejorables, trabajables. Debemos mejorar en todo. En juego, intensidad, defensivamente, ofensivamente... Para eso está la pretemporada”, reflexionó, al tiempo que advirtió sobre la necesidad de ajustar las piezas y aprovechar bien el tiempo.

“Queda un mes por delante en el que estoy seguro de que habrá salidas, vendrán nuevos jugadores... El tiempo se nos va echando encima también y eso no podemos ponerlo como excusa. Ahora mismo los que estamos somos los que tenemos que intentar mejorar. A medida que vaya viniendo gente se tendrán que adaptar al grupo. Es ley de vida. El colectivo está por encima de todo y tenemos que mejorar como bloque”, dijo.

Etiquetas
stats