Xisco y el beso del gol: ¿Un amor de ida y vuelta?

Xisco, eufórico con la camiseta del Córdoba en El Arcángel | MADERO CUBERO
El delantero, propiedad del Córdoba, lleva 9 tantos marcados en 15 partidos con el Mallorca | Nadal, director deportivo balear, ya ha dicho que quiere que continúe en la isla

Salió del Córdoba en el mercado invernal y poco menos que se hizo una fiesta. Sólo había marcado un gol -ante la Real Sociedad, ayudado por la mano- y su impacto en el equipo era nulo. Xisco Jiménez estaba muy lejos de la posición de ídolo del cordobesismo que un día ocupó. Cuando comenzaron a airearse sus salidas nocturnas -con el tiempo se vio que no era el único-, su imagen pública se deterioró hasta límites impensables. El club se deshizo en enero de sus principales referentes ofensivos con la intención de dar un giro radical. Llegó un acuerdo con Mike Havenaar para que se desvinculara pese a tener dos años más de contrato. El japonés se fue al Helsinki finlandés, donde no le ha ido mal. De blanquiverde no hizo ni un solo gol. A Xisco le enviaron al Real Mallorca, el club de su tierra natal, en el que nunca llegó a jugar. Y la está liando. El ariete aterrizó directamente como titular y ha contribuido a alejar a los bermellones de la zona de peligro. El play off de ascenso le queda lejos, pero Xisco le ha dado la vida al Mallorca.

Sus números son formidables. Ha hecho 9 goles en 15 partidos (1.308 minutos), con un promedio de una diana cada 145 minutos. Jugando solo la segunda vuelta se ha convertido en el máximo anotador mallorquín, superando a Manuel Arana (8) y Marko Scepovic (6). Su llegada, más el cambio en el banquillo con la llegada de Miquel Soler, relanzó al Mallorca. Las victorias ante Osasuna, Barcelona B, Zaragoza y Tenerife tuvieron el sello de Xisco, cuya firma ha estado en más de la mitad de los goles obtenidos por el cuadro bermellón en la segunda vuelta. El club, a falta de dos jornadas intrascendentes, piensa ya en el porvenir. El ex jugador barcelonista Miguel Ángel Nadal, director deportivo del Mallorca, tiene un mar de dudas para el curso que viene, pero algunas cosas claras. Quiere a Xisco y a Yuste, cedidos por el Córdoba y el Granada. “De principio contamos con ellos para el año que viene. Trataremos que se queden los dos”, ha declarado.

¿Y el Córdoba, qué? Después de su descenso a Segunda, parece que Xisco es una pieza deportivamente interesante. Con la blanquiverde tuvo una segunda vuelta arrolladora en la 12-13 (8 goles en 14 partidos) y en el año del ascenso anotó 10 dianas. Su alta ficha impidió que el Córdoba pudiera colocarle en algún club y el jugador entró en una espiral desgraciada. Los técnicos -Ferrer y Djukic- no contaron con él y la afición le colocó en el centro de la diana. Incluso en El Arcángel se llegaron a abuchear los goles que marcaba Xisco en el Mallorca cuando se anunciaban por el videomarcador. La relación en los últimos tiempos fue más que tirante. Pero no hay obstáculo que no se supere con el lenguaje más convincente: el del gol. Xisco ha demostrado en el Mallorca que en Segunda División funciona mejor que bien. El Córdoba fichó a cinco jugadores en el mercado de invierno y entre todos sumaron la irrisoria cifra de cero goles. Ahora, de nuevo en la división de plata, el club blanquiverde tiene en propiedad a un futbolista que cumplirá 29 años en junio y tiene contrato firmado hasta 2016. ¿Volverá Xisco a triunfar en El Arcángel? Habrá caso este verano. Al tiempo.

Etiquetas
stats