Virgy García, de celebración con el Sevilla Femenino B

Virgy García, la primera a la izquierda, tras el ascenso del Sevilla Femenino B | SEVILLA FC FEMENINO

La temporada 2019-20 va, poco a poco, tocando a su fin. Las fases de ascenso se van finalizando en sedes neutrales y faltan pocos días para que esta aciaga temporada ponga su punto y final. En este caso, el play off de ascenso a Primera Nacional, donde el Monachil eliminó a las primeras de cambio al filial del Córdoba Femenino, ha deparado el ascenso del Sevilla Femenino B que dirige Óscar Olomo y que tiene de segunda entrenadora a la cordobesa y jugadora del primer equipo Virgy García.

En su primera experiencia en los banquillos, ha sido llegar y besar el santo para la de Mesas del Guadalora. El Sevilla Femenino B ejerció un aplastante dominio en liga regular, con 21 victorias en los 21 encuentros disputados por las nervionenses. Tras el parón por el coronavirus y la oficialidad de su condición de campeonas de grupo, el cuerpo técnico del segundo equipo sevillista empezó a preparar los enfrentamientos contra sus posibles rivales. En este caso, en los cuartos de final de esa fase de ascenso al Puerto de la Torre en Huétor Tájar (Granada), donde vencieron a su rival por 3-1.

Ese sería el único gol que encajarían las sevillistas en toda la fase de ascenso, pues golearon al Monachil 2013 CFF, equipo que eliminó al Córdoba Femenino en la anterior ronda, por cinco goles a cero y también endosaron otros tres goles al filial del Granada. De esta manera, el campeonato liguero y la fase de ascenso prácticamente inmaculada del filial del Sevilla Femenino hace ver a las claras la salud y el futuro de la cantera sevillista, que asciende a Primera Nacional, la tercera categoría del fútbol femenino. Por consiguiente, Virgy García, que continuará compitiendo en Liga Iberdrola como jugadora vistiendo los colores del Sevilla FC, va dando pasos de gigante y absorbiendo toda experiencia y conocimiento que le ha dado y dará estar en el cuerpo técnico de Óscar Olomo. Aprender desde el triunfo siempre es lo más fácil, aunque ello no quita mérito a la de Mesas del Guadalora.

Etiquetas
stats