Violencia también en el fútbol sala: “De aquí no salís vivos”

dfdfdf d
El encuentro de segunda juvenil entre el Peñarroya y el Santaella tuvo que suspenderse tras los insultos y agresiones de un jugador del equipo senior a los colegiados que huyeron a los vestuarios y salieron escoltados

A la agresión de un árbitro menor de edad este fin de semana en un encuentro de fútbol alevín hay que unirle los incidentes acaecidos en la octava jornada de la 2 juvenil andaluza de fútbol sala (jugadores de 16 a 18 años), en donde el encuentro entre el Peñarroya y el Santaella tuvo que suspenderse, a falta de un minuto para su finalización, por la irrupción en la cancha de un jugador del equipo senior que agredió e insultó a los árbitros del encuentro.

El encuentro se celebró el pasado día 12 en el polideportivo municipal de Peñarroya. Según recoge el acta "A falta de un minuto para finalizar el partido, el jugador del equipo senior (...) entró en la pista de juego y se fue al árbitro cronometrador dándole un puñetazo en la espalda y un cabezazo mientras se dirigía a él en los siguientes términos: "Eres un maricón, te voy a matar hijo de puta". Los colegiados de pista tampoco se libraron, ya que, siempre según el texto del acta, el citado jugador: "Se fue hacia otro árbitro con el puño en alto y diciendo te voy a matar", motivo por el que "tuvo que ser sujetado por varios jugadores" lo que no le impidió "lanzar un pelotazo a uno de los árbitros al que llegó a impactar en la cabeza".

El acta del colegiado indica que, ante esta situación, tuvieron que huir a los vestuarios, adonde el agresor les persiguió y "golpeando fuertemente la puerta para intentar entrar, teniendo que ser sujetada por los árbitros desde dentro. Siguió insistiendo  e intentando entrar desde la ventana del cuarto de baño a la misma vez que se dirigía a los árbitros en los siguientes términos: De aquí no salís vivos, hijos de puta".

Ante la gravedad de los incidentes, los colegiados suspendieron el encuentro y "nos vimos obligados a llamar a las fuerzas del orden público para abandonar el recinto deportivo". Las fuentes consultadas en la federación señalaron que las lesiones no fueron importantes, aunque los momentos para los árbitros fueron "de mucho miedo", pese a ello no se ha formulado denuncia ante las autoridades. "Otro asunto será la posible sanción deportiva", señalaron.

Etiquetas
stats