Tómatela tú

El Córdoba, eliminado de la Copa por el Tenerife | MADERO CUBERO

Pues ya está. Aventura terminada. El Córdoba se despidió de la Copa del Rey con un partido en el que la sonrisa le duró poco. Dio la primera bofetada, pero le acabaron pegando una paliza. El Tenerife jamás había vencido en sus visitas a El Arcángel -iban 24- ni tampoco había superado una eliminatoria en este torneo lejos de su isla desde hace casi una década. Quebró dos rachas y se marchó entre abrazos. Los locales también rompieron una estadística. Nunca habían perdido un partido marcando primero. Y el caso es que arrancaron con buena pinta, pero todo se torció. Los canarios tuvieron más acierto en los remates a puerta, pero también a la hora de leer un partido que a los locales se les emborronó. No se enteraban de nada. Corrían porque se supone que hay que hacerlo, pero les faltó un plan. Los de Martí empataron, remontaron y cerraron la noche con una goleada.

Ya sea porque se entiende que la esperanza de vida en esta competición es corta o porque los técnicos rebuscan en el hambre de los menos habituales la gasolina emocional para abordar una competición residual -excepto milagros puntuales-, la Copa se convierte en una pasarela de meritorios. Algunos, incluso desconocidos para el gran público. Muchos aficionados buscaban en el campo a Jona Mejía -el hondureño no estaba convocado- o a Sergi Guardiola, el goleador del pasado domingo. El jumillano empezó en el banquillo. Como titular debutó un miembro del filial, Jesús Sillero, un chico de 21 años que llegó este verano libre desde el filial del Almería y que lleva varios años buscando fortuna. Pasó por las canteras del Sevilla y el Atlético de Madrid y en la campaña pasada firmó 29 goles en Tercera con el Almería B. Carrión le puso en el escaparate. El Tenerife también recurrió a su segunda unidad y empleó como referente en ataque a Víctor Casadesús: 32 años y casi 400 partidos como profesional a sus espaldas. Son las pautas de la política deportiva entre un club y otro. Simplemente diferentes. El de casa tuvo un bautismo gris. El visitante decidió el partido con un gol que dio la vuelta al marcador y aniquiló mentalmente al Córdoba, que no volvió a ser el mismo.

La efervescente puesta en escena del Córdoba -en el que solamente Josema permanecía del once que ganó el domingo- tuvo sus efectos. A los siete minutos avisó Markovic con un remate con el exterior del pie que se marchó ligeramente alto tras un buen servicio de Jaime Romero, bullicioso en su banda. El serbio no falló al cuarto de hora, tras rubricar de modo certero una bella combinación entre Romero y Carlos Caballero. El 21 filtró un pase que habilitó al ex del Partizán, quien no desaprovechó la oportunidad y engrosó una particular estadística: es de los mejores en producción goleadora por minutos disputados. Con los de Carrión tocando bien, aunque con algunos problemas en la parte de atrás -principalmente por la banda de Mena, aunque no de modo exclusivo-, parecía que se abría un panorama feliz. Todo lo alteró Bryan Martín, que sacó partido de una deficiente salida de balón del Córdoba para batir a Stefanovic.

El portero no tuvo una noche inspirada. En el minuto 21 se comió un córner y la pelota llegó franca para Aveldaño, que cabeceó con potencia para superar al desconcertado serbio.  Por fortuna para el Córdoba andaba por allí Carlos Caballero. El capitán la sacó de cabeza en la misma línea de gol. Después de otra vistosa acción de ataque del Córdoba, protagonizada otra vez por el trío Romero-Caballero-Markovic, el Tenerife replicó con efectividad. Iñaki rompió la banda derecha como si fuera de mantequilla y terminó su incursión con un centro al que no llegó Stefanovic. Allí estaba, en el sitio justo, Víctor Casadesús para empujar la pelota a la red y adelantar a los de Pep Martí. El Córdoba se quedó petrificado. Los de Carrión se marcharon al vestuario con agrias sensaciones.

Tras el intermedio no hubo demasiados argumentos para revertir la situación por parte de lo locales. Seguían tocando la pelota, pero el nerviosismo propiciaba las imprecisiones. El Tenerife, bastante cómodo, se colocó en la disposición perfecta después de elevar el 1-3 en el marcador gracias a un desgraciado remate hacia su propia portería de Álex Vallejo, que trataba de despejar una pelota que había centrado Acosta después de burlar en la banda a sus marcadores. Carrión tomó cartas en el asunto ante la gravedad de la herida. Metió en el campo a Javi Galán por Esteve y a Sergi Guardiola en el puesto de un Sillero que antes de irse la tuvo clara: Josema se la dio, pero le salió un tiro centrado que interceptó Carlos Abad. En El Arcángel, entre silencio y algunos pitos, se expandió el aroma del adiós.

Debutó Javi Noblejas, el último fichaje blanquiverde. Salió para tapar el flanco izquierdo de la defensa, donde Mena lo pasó francamente mal. Pero poco cambió. El Córdoba tenía la posesión para sobar la pelota sin encontrar el modo de superar al Tenerife, perfectamente colocado y con más brío. Los de Pep Martí, con la seguridad de tener la situación controlada, dejaban pasar los minutos mientras que los blanquiverdes peleaban con más orgullo que convencimiento por adecentar al menos el marcador. Sergi Guardiola tuvo un remate de cabeza a pase de Noblejas que alteró el pulso al meta del Tenerife. Y para apuntalar, el cuarto del Tenerife firmado por Aveldaño, que ya lo había intentado varias veces. El central argentino subió al remate, igual que lo había venido haciendo todo el partido, para buscar su gol. Cogió a la retaguardia del Córdoba totalmente descosida y remató a placer tras el saque de un córner. Las gradas se terminaron de vaciar y el Córdoba dijo adiós a la Copa con una de las derrotas más duras sufridas al calor de su hogar en la historia de esta competición.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA, 1: Stefanovic, Loureiro, Caro, Josema, Víctor Mena (Javi Noblejas, 73'), Álex Vallejo, Esteve (Javi Galán, 59'), Caballero, Jaime Romero, Markovic y Jesús Sillero (Sergi Guardiola, 64').

TENERIFE, 4: Carlos Abad, Luis Pérez, Alberto, Aveldaño, Iñaki, Vitolo, Acosta, Tayron (Malbasic, 64'), Casadesús (Jorge Sáenz, 87'), Montañés (Aitor Sanz, 47') y Brian Martín.

ÁRBITRO: Valdés Aller (Comité Castellano y Leonés). Amonestó con tarjeta amarilla a Caro, del Córdoba, y a Vitolo y Alberto por parte del Tenerife.

GOLES: 1-0 (14') Markovic- 1-1 (17') Bryan Martín. 1-2 (33') Víctor Casadesús. 1-3 (58') Álex Vallejo, en propia puerta. 1-4 (90') Aveldaño.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la tercera eliminatoria de la Copa del Rey, disputado en el Estadio Municipal El Arcángel ante 6.857 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Joaquín Bernier, expresidente del Córdoba recientemente fallecido.

Etiquetas
stats