Terremoto en el Córdoba CF

Registros en El Arcángel | MADERO CUBERO

La detención de Jesús León en el marco de una operación de la Guardia Civil por presuntos delitos societarios -corrupción, blanqueo de capitales, apropiación indebida y administración desleal- deja al Córdoba en una situación crítica en sus 65 años de historia. El episodio vivido este jueves en el Estadio Municipal El Arcángel y en el domicilio particular del empresario montoreño ha vuelto a abrir la espita de la inquietud en el cordobesismo, que ha acogido la noticia con sensaciones agrias. “Es una situación no deseada, pero sí esperada”, declaró en las mismas puertas de El Arcángel Eduardo Sánchez, portavoz de la Plataforma Córdoba Somos Nosotros, que engloba a más de treinta colectivos blanquiverdes.

León, que duerme en la noche del jueves en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil, tiene previsto declarar durante la mañana del viernes en el Juzgado de Instrucción Número 5 de la capital. ¿Qué abanico de opciones se abre para el Córdoba? En principio, aparecen dos. Una depende de lo que determine este viernes el juez con respecto a León, que podría ingresar en prisión o ser puesto en libertad con cargos. En el primer supuesto, habría que nombrar un sustituto para el cargo y debería hacerse en un consejo de administración; en el segundo, el montoreño mantendría la potestad de seguir ocupando la presidencia del Córdoba.

Si se produce una intervención judicial -en principio todo apunta hacia esta vía-, correspondería al interventor determinar si se mantiene la estructura del consejo de administración y dejar que este organismo tome las decisiones que estime oportunas, aunque para ejecutarse finalmente tendrían que recibir el visto bueno del propio interventor.

Esta actuación policial contra Jesús León viene propiciada por la querella que presentó en diciembre de 2018 el exsecretario del consejo, Joaquín Zulategui, por la presunta apropiación indebida de una cantidad de 1,6 millones de euros por parte del montoreño. En esa cifra se incluye el millón de euros por una indemnización fijada por no construir la ciudad deportiva que se proyectó en el Parque del Canal. El pasado miércoles ya declaró en calidad de testigo Carlos González dentro de esta causa.

La guerra judicial por el control del club seguiría su curso el próximo 13 de diciembre. En el Juzgado número 102 de Madrid tendrá lugar la vista referente a la petición cautelar de administración judicial reclamada por Azaveco -Carlos González- para la gestión del Córdoba. El empresario, que reclama la propiedad del club por el impago de Aglomerados -Jesús León- en la fecha pactada, pide esta medida hasta que se dirima quién es el dueño del paquete accionarial.

https://cordopolis.es/2019/11/07/radiografia-del-caos-en-el-cordoba/

Etiquetas
stats