Puerta abierta para ajustar un plan de puerta cerrada

Los jugadores corren por la Ciudad Deportiva | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba, tras dos días de descanso, vuelve en una sesión con entrada libre en la Ciudad Deportiva | El club espera colocar las 273 entradas que faltan para certificar el lleno total

El Córdoba-Real Madrid entra en ebullición a falta de cinco días. El Arcángel abrirá a las nueve de la mañana sus taquillas para vender las 273 localidades que quedan libres. Habrá un lleno absoluto para presenciar el choque frente al campeón de Europa. El equipo blanquiverde retoma hoy martes la actividad después de dos días de asueto concedidos por Miroslav Djukic. El serbio ha querido que sus jugadores desconecten después de un periodo intenso, en el que deportivamente han ajustado cuentas para cerrar la primera vuelta en su mejor posición del curso: decimocuartos. Ese puesto, que supone el paraíso para los blanquiverdes, contrasta con la realidad de un adversario que se mueve en otro planeta. El Madrid es el campeón de invierno a falta de un partido y sus números -en todo: la clasificación, los récords individuales y colectivos, los salarios- dibujan su magna dimensión.

El choque es tremendamente desigual, pero entre los muros de El Arcángel se alimenta una esperanza. ¿Por qué no? “Lo más normal es que pierdas, pero si no corren más que nosotros no se van a llevar nada en nuestro campo”, dejó dicho en la zona mixta, tras el partido ante el Éibar el polivalente José Ángel Crespo. El sevillano es uno de los hombres que podría cambiar de posición para ajustarse al lateral derecho, donde Edu Campabadal deja un hueco después de su expulsión el pasado viernes. También podría entrar Adrián Gunino, pero el porvenir del uruguayo parece apuntar lejos de Córdoba. Tapar ese boquete en la retaguardia es una de las tareas apuntadas en la pizarra de Djukic, que a partir de las 10:30 de hoy iniciará la preparación del partido más esperado en Córdoba desde hace décadas.

La Ciudad Deportiva acogerá una sesión con entrada libre para el público y medios de comunicación. El Córdoba vuelve con la ausencia del camerunés Patrick Ekeng, con su selección en la Copa de África, y las bajas por lesión de Íñigo López y Luso Delgado, además del sancionado Campabadal. Habrá, excepcionalmente, puerta abierta para comenzar a preparar un plan deportivo que pasa por la puerta cerrada. El Córdoba ha conseguido acorazar la meta de Juan Carlos, que no ha recibido gol en cuatro de los últimos seis partidos. El último fue ante el Éibar. El lunar estuvo en el Camp Nou, donde le cayeron cinco. La meta de dejar la portería imbatida supondría un récord para el Córdoba, ya que el Real Madrid ha logrado marcar en todos los partidos de Liga esta temporada. Los blancos no han empatado ninguno de sus 18 partidos (han perdido tres veces), mientras que el Córdoba es el rey de las igualadas: la mitad de sus encuentros han concluído con la equis como resultado.

Etiquetas
stats