Pozoalbense y Córdoba Femenino, ante un duelo provincial por lo alto

Lance del Córdoba Femenino - Pozoalbense de la primera vuelta | ÁLEX GALLEGOS

Los equipos cordobeses de Reto Iberdrola se vuelven a ver las caras. Tras un saldo relativamente positivo entre ambos, Pozoalbense y Córdoba Femenino tendrán el primer duelo de la segunda vuelta como acicate del último partido del año de la competición. Con ambos equipos en puestos de promoción para la siguiente fase, el conjunto blanquillo querrá terminar el año afianzado en la primera posición del subgrupo, mientras que el cuadro blanquiverde querrá recortar distancias a sus paisanas, que solo han sufrido una derrota en la presente temporada.

El duelo, que se disputará en el Municipal de Pozoblanco el próximo sábado a las 5 de la tarde, tuvo como primera edición la primera jornada de liga, con dos equipos renovados en busca de un bloque ganador en sus respectivas plantillas. En el día de San Rafael, las pedrocheñas se impusieron con autoridad, solidez y carácter a un Córdoba que, en cierta medida, adolece de los mismos problemas que aquel 24 de octubre. Los goles de Karla Riley y María Marín, actuales primera y cuarta máximas goleadoras del subgrupo, fueron suficientes y superaron a un Córdoba Femenino inoperante en ataque y que se estrellaba continuamente en el muro pozoalbense. De hecho, aquel gol blanquiverde de Nati, que desde entonces no ha visto portería, es uno de los cuatro tantos que ha encajado el conjunto de Manuel Fernández en lo que llevamos de curso.

Una sólida defensa y un ataque efectivo

Sin duda alguna, el Pozoalbense en la zaga uno de sus principales fuertes. De hecho, es el equipo menos goleado del subgrupo, con los mencionados tantos que encajó ante Córdoba, Granada, Juan Grande y Málaga. Un bloque férreo formado normalmente por Rocío, Loba, Victoria y Sara, apoyado en las pivotes Hamidouche y Ayaka, son el núcleo duro del equipo que le ha permitido aferrarse a esa primera plaza a expensas de que el Granada pueda recortarle puntos en su jornada aplazada ante el Cáceres. En la parte de arriba no tiene menos talento. La tripleta atacante blanquilla, formada por Karla Riley, María Marín y Natalia Montilla, acumula el 73% de los goles anotados y ofrece un gran abanico de variantes a su entrenador.

Cualquiera de las tres puede partir desde el perfil diestro hacia el centro o desde la banda contraria, no dejando al rival que fije a una referencia entre sus centrales. Aun así, normalmente María Marín suele partir de inicio desde el perfil derecho para dejar que Montilla aporte brillantez en la zona del medio en tres cuartos de campo y sea Karla quien reciba el último pase, aunque la panameña también ha asistido en más de una ocasión a la mediapunta cordobesa. No por casualidad es el conjunto más anotador del subgrupo con 15 goles, aventajando en cuatro a Granada y Málaga.

Ausencia de referencia ofensiva en una línea ascendente

En cuanto al Córdoba, comenzó con mejores resultados que sensaciones, perdiendo en el derbi de la primera vuelta pero ganando en las dos siguientes jornadas: a domicilio frente a La Solana (1-2) y venciendo por la mínima en los últimos minutos ante el Granadilla B. Sin embargo, el Córdoba Femenino de Ariel Montenegro no terminaba de convencer. Los problemas en el último tramo de tres cuartos de campo eran evidentes y el equipo no cuajaba. La derrota a domicilio ante el Juan Grande (2-0) y la siguiente en Miralbaida ante el Granada (0-1) ponían en el alambre al entrenador argentino y, de algún modo, el gran proyecto destinado a triunfar en Reto Iberdrola a corto plazo. Sin embargo, a partir del triunfo ante el Cáceres, donde el equipo respondió sobre todo en la segunda parte, dio un espaldarazo de relevancia al Córdoba Femenino, que dio comienzo a su línea ascendente, tanto de juego como de resultados.

Ello se confirmó con el triunfo ante el colista Málaga el pasado fin de semana (1-3) y las blanquiverdes se han encontrado consigo mismas. Aun así, el problema del gol es evidente, puesto que las tres delanteras usadas en punta -Nati, Potassa y Wifi- solo suman 2 goles entre las tres. Eso sí, el gol lo ha asumido María Avilés, con un comienzo estelar, sobre todo, cuando el equipo ha podido cuajar victorias. El derbi cordobés por todo lo alto en la Reto Iberdrola dará que hablar y tendrá la igualdad por bandera en busca de asegurar la plaza de promoción.

Etiquetas
stats