Pedraza, un campeón de Europa con sello cordobés

El cordobés Alfonso Pedraza, con la selección sub 19 de España.
Ha sido pieza clave en la selección española sub 19 que conquistó por séptima vez el título continental sub 19 al ganar la final a Rusia (2-0) | El extremo zurdo, ex del Séneca, milita en el Villarreal

En San Sebastián de los Ballesteros, una localidad de menos de un millar de habitantes enclavada en la Campiña Sur cordobesa, se vivió en la tarde del domingo una jornada de calor extremo. Por los rigores del clima, que llevaron el termómetro a cifras máximas, y por la temperatura emocional que provocó ver a un paisano en la final de un Campeonato de Europa de fútbol. La combinación fue brutal. Si durante la semana se siguió al detalle la aventura de España en el torneo, la cita final puso a los seguidores del fútbol -que, por la ocasión, eran todos los vecinos del municipio- a punto de ebullición. Los eballenses -gentilicio de los lugareños- se tomaron una cerveza a gusto cuando cayó la noche y vieron por televisión cómo Alfonso Pedraza, el niño del pueblo, levantaba el trofeo de campeón continental en Katerini, una ciudad griega a orillas del mar Egeo. España ganó por 2-0 a Rusia y se proclamó campeona de Europa de fútbol en categoría sub 19. Y entre los chavales que se abrazaban alrededor de la copa estaba uno conocido por todos. Su éxito lo celebraron como si fuera suyo.

“Me quiero acordar de mi pueblo, San Sebastián de los Ballesteros, en Córdoba, que están muy pendientes de mí”, declaró Alfonso Pedraza en el diario Marca en las vísperas de un fin de semana histórico. “Es el partido de nuestras vidas”, proclamó al unísono junto a Nahuel. Ambos juegan para el Villarreal. El cordobés fue sustituido en el tramo final del partido por su compañero y éste marcó el gol que decidió el signo de la final. Cosas del destino. Las redes sociales estallaron en felicitaciones para Alfonso nada más concluir el partido. Efectivamente, en Córdoba se acuerdan de él. Principalmente en el Séneca CF, club en el que se forjó y del que dio el salto al Villarreal en 2012. Allí destacó en los juveniles, pasó por una cesión al Roda y en la última temporada alternó presencias en el filial castellonense y el primer equipo. Ya le dio la alternativa Marcelino en Primera División. Jugó minutos ante el Valencia y el Espanyol en la misma semana en que cumplió los 19 años. Luego le llegó la noticia de la convocatoria de la sub 19. La trayectoria de este potente extremo zurdo está tomando velocidad.

El éxito de España en el torneo sub 19, que ha logrado ganar por séptima vez, ha servido para que de nuevo se vuelva a hablar de una generación de oro. Entre los héroes de Katerini se esconden -o se asoman descaradamente, en algunos casos- nombres que pueden marcar el futuro. En el once base que ha utilizado De la Fuente, seleccionador nacional, ha estado Alfonso Pedraza. El eballense ha destacado en las alas formando la línea de ataque con el líder de la quinta, Marcos Asensio, que deslumbró en el Mallorca y ha sido fichado por el Real Madrid. El balear ocupó la banda derecha; el cordobés, la izquierda. En medio, como enganche, una de las sensaciones del año: Dani Ceballos, la perla del Betis. Con 18 años se alió con Rubén Castro para devolver a los de Heliópolis a Primera y su nombre está en la agenda de los grandes. Y en punta, Borja Mayoral, el niño al que Zidane mira con ojos embelesados en el filial del Real Madrid. Por detrás, un amo en la retaguardia en la figura del central Vallejo, titular en el Zaragoza. Mucho talento en el grupo.

España superó todos los escollos hasta llegar a la cima del continente. Se deshizo en el Preeuropeo de Georgia, Turquía y Portugal. En la fase de grupos lo pasó peor. Inició la carrera con victoria ante Alemania (3-0), pero luego cayó ante Rusia (1-3) y empató con Holanda (1-1). Hubo un cuádruple empate y la diferencia de goles favoreció a España. A partir de ahí, el chip se disparó y no hubo nadie capaz de frenar a la escuadra de Luis de la Fuente. Un 2-0 a Francia en las semifinales y otro 2-0 a Rusia en el partido por el título. Pedraza los jugó todos menos el de la primera fase ante Rusia, por sanción. Fue el único que perdió España. Luego, en el último, se tomó cumplida revancha y acabó dando la vuelta de honor en Katerini. Sivera; Borja San Emeterio (Marin, 81'), Vallejo, Meré, Caricol; Merino, Rodrigo; Marco Asensio, Dani Ceballos, Pedraza (Nahuel, 74'); y Mayoral (Carlos Fernández, 90'). Una alineación para la historia. Acuérdense de sus nombres. Y sigan a Alfonso Pedraza, el chico de San Sebastián de los Ballesteros.

Etiquetas
stats