Yo al palco y tú al Fondo Sur

Alejandro González, en la Grada de Animación del Fondo Sur junto a las Brigadas Blanquiverdes | MADERO CUBERO

Fue la imagen del partido. Alejandro González, presidente del Córdoba, botando en el Fondo Sur dentro de la algarabía de la nueva Grada de Animación, un sector creado esta temporada por el club y abanderado por los miembros de Brigadas Blanquiverdes. El mandatario, el más joven en todo el panorama del fútbol profesional español, pudo comprobar al lado de gente de su edad cómo se siente uno siguiendo el partido entre los aficionados más fogosos y vehementes. Escuchó los cánticos -los del minuto 54, reprobatorios sobre la gestión del club- y festejó el gol de la victoria de su Córdoba, un equipo reconstruido que está ganando en verano un buen puñado de partidos. Todos, para ser exactos. Con camisa azul por fuera del pantalón, rodeado de los hinchas más furibundos, Alejandro González aparcó por un día el protocolo que sí siguio su padre.

El accionista mayoritario de la sociedad, Carlos González, presenció el choque de presentación desde el palco de autoridades, al lado de Lorenzo Serra Ferrer, con el que mantiene una buena relación desde la época del Mallorca -de hecho, González estuvo interesado en su día en la compra del club balear-. El dueño del club no pudo evitar escuchar de nuevo los cánticos en su contra, que se entonaron bajo la dirección del grupo Incondicionales, situado en el fondo opuesto del estadio y desmarcado del proyecto de Fondo de Animación. La fractura sigue abierta.

Los González presenciaron la sexta victoria de la pretemporada en una noche en la que el cordobesismo sintió un ramalazo de ilusión. Seis partidos, seis triunfos. Ellos, los que mandan, estuvieron cada cual en un lado del campo. Buscando, a su modo, eso que llaman unión.

Etiquetas
stats