Es el momento

Sandoval recibe ánimos de un aficionado antes de viajar a Alcorcón | TONI BLANCO

Como si no hubiera mañana. Como si sólo existiera una oportunidad. Como si la vida fuera en ello. Como si la tristeza más áspera aguardara. Como si la esperanza tuviera sólo un suspiro más. Como si se le debiera a los que ya no están. Como si el fútbol no se apagará con cada Brujo que se va. Como si el ardiente clavo no quemara y pudiera abrasar después. Es ahora o nunca. Es hoy y muy difícilmente sea mañana. Ésta es la ocasión. Lo saben en el vestuario, tanto el cuerpo técnico como los jugadores. Mucho más tiene pleno conocimiento la afición. Unos y otros son uno en Alcorcón, el lugar en el que, definitivamente -y ya es hora-, todo ha de comenzar. El Córdoba viaja a Madrid con la sensación de haberse aferrado al fin a la existencia de Segunda A. Y al mismo tiempo con la obligación de ganar si no quiere sufrir asfixia de nuevo tan pronto como una mariposa deja de ser.

Es el momento. No cabe la más mínima duda. El conjunto blanquiverde tiene en sus manos dar el paso adelante que tanto desea desde meses atrás. Después de que una y otra vez lo deseara y jamás lo hiciera, este domingo no puede desaprovechar el tren que por culpa del viento disminuye su velocidad. El cuadro califal busca la luz en su largo túnel, que lo es el de la zona de descenso. Antepenúltimo y a una gran distancia de la permanencia, quiere demostrar, como ya lograra ante el Valladolid, que no está desahuciado. Precisamente el triunfo sobre los pucelanos es la primera señal de que en esta ocasión sí puede (y ha) de ser. El duelo con la escuadra albiceleste es ya uno de esos que perduran, aunque con fecha de caducidad en realidad, debido al punto de inflexión que significara para equipo y afición. El clímax antes del anhelado clímax.

Llega el Córdoba a Alcorcón con energía renovada y mentalidad ambiciosa, la misma que intenta inculcar José Ramón Sandoval. También con la posibilidad de recortar en sólo dos semanas seis puntos a un rival directo en la lucha por la salvación, pelea en la que sin embargo todavía debe entrar el cuadro califal. Seis puntos en dos jornadas y el goal average de cara al final del campeonato de Liga, que no es menos importante. Ésta es otra señal de que no hay más prórroga posible para un deber no cumplido ya durante demasiado tiempo. Ganar lejos de El Arcángel es una tarea pendiente para los blanquiverdes, que no vencen como foráneos desde su primera salida. Y eso es desde el 25 de agosto del pasado año, cuando, a las órdenes de Carrión, se impusieran por 0-3 al Albacete. Otro adversario al que se le supera en el balance particular. Es ahora o nunca. Probablemente también lo sepan en tierras madrileñas.

Además, el cuadro califal desconoce esta temporada lo que es ganar dos partidos de manera consecutiva. Un dato que pudiera ser anecdótico de no resultar demoledor en la realidad del Córdoba. Toca acabar con este lastre, y de paso recordar que en fútbol nada está dicho hasta el último instante. Es el momento. Lo sabe Sandoval, que aspira a golpear fuertemente a un Alcorcón al que tiene estudiado. El análisis es tal que el técnico va a variar su esquema por tercera semana para contrarrestar las prestaciones de los alfareros. Es ahí donde entran los jugadores, que también son conocedores de lo crucial del encuentro. Y empiezan a creer definitivamente, más allá de las palabras, en que aún poseen la oportunidad de mantener al conjunto blanquiverde en Segunda A. Como merecen los que se marcharan y los que continúan.

El Córdoba hace escala en el estadio Santo Domingo con tres ausencias por lesión. Dos de ellas realmente significativas dado el peso que se otorga a los nombres con las que se identifican. Son éstas la de Fernández y el recién llegado Jesús Valentín, a los que se une otro fichaje invernal, Quim Araujo. Pero ante la adversidad sólo cabe una firmeza total y una respuesta convencida. En este sentido, Sandoval no tiene la más mínima duda en la capacidad de Miguel Loureiro para ocupar el lateral derecho. Como tampoco en la de Javi Galán para desempeñar un papel menos protagónico pero no menos importante con ese rol de medio carrilero -entre el lateral y la zona de tres cuartos-. Confía en el grupo y en el concepto de esta palabra busca la fórmula para extinguir la llama del Alcorcón de la mano de, muy probablemente, Álex Vallejo en plan compañero de fatigosa labor de Edu Ramos. La duda principal va a estar en si Javi Lara continúa en un centro del campo otra vez retocado o bien, en el camino hacia la mayor sobriedad de la medular, es Aguza quien recupera un lugar perdido. Mientras, Narváez llama a la puerta para dar alas a un Sergi Guardiola con ánimo de revancha. Como si fuera poco con el pertrecho que ya tiene el delantero, segundo máximo goleador de Segunda A.

Va en tromba el cuadro califal. O es lo que pretende. En posición menos compleja en la clasificación, pero no alejado del peligro, aguarda un Alcorcón que cuenta también con sus propias armas. La solidez en un campo con hechura peculiar es la principal. El equipo de Julio Velázquez no pierde como local desde el 16 de octubre. Pero por el contrario no sabe lo que es ganar en las dos últimas jornadas. Un dato éste que debe servir de motivación extra, para recordar aquello de que es el momento, al Córdoba. En la batalla, eso sí, el joven técnico pierde a tres hombres importantes. Al menos en principio, ya que no hay convocatoria por parte alfarera. Estos son los centrales Hugo Álvarez y David Fernández y el centrocampista Kadir. Aun así, el Córdoba va a tener delante a once tipos deseosos de romper una vez más la ilusión de su rival. Más aún si se tiene en cuenta que puede colocarse de repente a nueve puntos.

ALINEACIONES PROBABLES

AD ALCORCÓN: Casto, Laure, Esteban Burgos, Pablo Vázquez, Bellvís, Jon Errasti, Sangalli, Dorca, Álvaro Peña, Mateo García y Jonathan Pereira.

CÓRDOBA CF: Kieszek, Loureiro, Quintanilla, Aythami, Javi Galán, Álex Vallejo, Jovanovic, Edu Ramos, Aguza, Narváez y Sergi Guardiola

ÁRBITRO: Jorge Valdés Aller (Comité Castellano-Leonés).

CAMPO Y HORA: Santo Domingo (18:00).

Etiquetas
stats