El milagro cotidiano

José Antonio Medina, base el Bball, ante el Plasencia | MADERO CUBERO
El Bball Córdoba, guiado por un Medina excepcional, noquea al Plasencia por 49-47 en un duelo electrizante y le iguala en el liderato del grupo por el ascenso en la Liga EBA

Mientras la afición sigue preguntándose hasta dónde puede llegar este Bball, el equipo de Rafa Sanz continúa encadenando actuaciones portentosas a un ritmo increíble. En su enésima lección de ética profesional -mucho más valiosa si se tiene en cuenta que hablamos de una plantilla casi exclusivamente amateur-, el conjunto cordobés noqueó a otro líder en el Palacio de Deportes Vista Alegre. Se ha corrido la voz de que en el coliseo de Ciudad Jardín suceden cosas extraordinarias y cada día de partido se ha transformado en una fiesta. El espectáculo semiclandestino del arranque del curso se ha transformado en un escenario de júbilo multitudinario. Más de 1.200 personas se apiñaron en la grada baja del pabellón y terminaron compartiendo el éxtasis con los jugadores, que celebraron con el todo el exceso que la ocasión merecía un triunfo bello en el fondo y en la forma. Lo selló con una canasta en la última acción del partido. José Antonio Medina, el auténtico héroe de la tarde, agarró la bola a falta de seis segundos y se fabricó una acción para el recuerdo. Rodeado de adversarios, supo acercarse lo suficiente al aro como para soltar un lanzamiento con un suave golpe de zurda. Vista Alegre estalló en ese momento.

Llegaba el líder Plasencia, con sólo dos derrotas. Ya tiene tres, las mismas que el Bball, con el que ahora comparte un liderato al que se suma también el Linense. Los cordobeses se están buscando un sitio de privilegio para cuando lleguen los cruces de play off. Ahí esperan tener la ayuda de Cheick Sekou Conde. Porque hay que decir, a mayor gloria de este grupo de luchadores, que llevan toda la segunda fase sin poder contar con su gran referencia interior. El guineano, en proceso de recuperación de una lesión de tobillo, observó el encuentro desde el banquillo. El Cintra Plasencia salió dispuesto a no dejar opción al Bball y tomó las primeras ventajas (3-9), pero pronto entendió que le iba a tocar sufrir una pesadilla. A través de una dura defensa, el equipo de Sanz remendó el partido y logró equilibrar el marcador.

En el segundo cuarto se coció todo. El Bball sólo permitió hacer cinco puntos al Plasencia, que jamás en todo el curso se había visto en una situación similar. Con una fuerte presión, el equipo local desquició a los extremeños, que no encontraban la manera de conseguir tiros cómodos y se veían forzados a concluir las jugadas de cualquier manera. Con un 16-5 en el segundo periodo, el Bball se fue al intermedio con 28-20. Un tanteo muy corto en un partido a cara de perro, un concurso de errores en el que se iban a necesitar mente fría y picardía. Dos cualidades que combina a la perfección José Antonio Medina, que volvió a erigirse en el líder en la cancha con una tarde espléndida. En el primer tiempo ya había firmado 12 puntos, aliñados con cinco asistencias. Todo pasó por él.

El tercer tiempo fue del Plasencia, que exprimió su mayor rotación de jugadores y encontró sustento en los rebotes de Bogdanovic y los puntos de Pedro Fariña, que mantuvo un buen duelo con Matt Devine, que no es precisamente un pívot duro. En la labor de fajador estuvo sobresaliente el joven Joselito Gutiérrez, un chico que juega habitualmente con el Cordobásket en la Liga Júnior Provincial. Anotó el chaval 6 puntos y capturó 7 rebotes. Crece a pasos agigantados, como sus compañeros. Ángel López, con una tarjeta de 8+6, también estuvo a una gran altura. Hizo, además, canastas en momentos clave. Aquí la madurez se acelera. Pero el Plasencia tenía recursos y los explotó. Su base Cardito, además, empezó a carburar. Con un 9-14, el equipo visitante logró voltear el partido ante un Bball que siguió recurriendo al lanzamiento triple como arma ofensiva principal y que notaba ya el cansancio.

El último cuarto fue vibrante. El Cintra Plasencia perdió una ventaja de ocho puntos ante un Bball desatado, que encontró un aliado en la grada de Vista Alegre. No es lo mismo jugar ante cien que ante mil. Los seguidores se engancharon a la lucha de los jugadores en la pista y entendieron que lo que allí estaba sucediendo merecía un aliento extra. En medio de un ambiente ensordecedor, y con José Medina en plan estelar, el Bball se llevó una victoria que coloca a los de Rafa Sanz en una posición ideal para afrontar un porvenir tan inesperado como merecido.

FICHA TÉCNICA

BBALL CÓRDOBA, 49 (12+16+9+12): Arturo López (2), Adolfo Vega (5), José Antonio Medina (20), Ángel López (8), Matt Devine (2) -cinco inicial-, José Manuel Gutiérrez (6), Carlos García (6), Rafa Blanco y José Antonio Moreno.

CINTRA PLASENCIA, 47 (15+5+14+13): Pablo Gracia, Pedro Fariña (10), David Espadiña 89), Ujlesa Bogdanovic (4), Javier Cardito (5) -cinco inicial-, Sergio Iglesias, Pedro Blázquez (4), Sandro Gacic (9), Antonio Luis García y Mario Álvarez (6).

ÁRBITROS: González Banderas y Araújo Beltrán. Eliminado por cinco personales: Carlos García.

INCIDENCIAS: Encuentor correspondiente a la segunda fase del campeonato de Liga EBA, grupo por el título, disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante unos 1.200 espectadores.

Etiquetas
stats