Ser mejor y demostrarlo

.

Tormenta rosa en el Carlos Belmonte. El conjunto blanquiverde -esta vez con su segunda y llamativa indumentaria- olvidó penas recientes y se reafirmó en sus convicciones ante un Albacete atribulado, que se enrocó en las protestas -algunas con razón y otras sin ella- al árbitro Pérez Pallás y no encontró jamás la fórmula para dar la réplica a un Córdoba muy seguro. Una excelente actuación de Javi Lara, la cohesión defensiva y una dosis de suerte bien peleada dieron al Córdoba su primera victoria de la Liga y un buen respiro después del frustrante arranque ante el Cádiz.

A Carrión le pareció buena idea hacer reformas en el equipo de medio campo hacia adelante. Cambió al punta de referencia, dando entrada a Jona Mejía en lugar de Sergi Guardiola. Al hispano hondureño le esperaba un recibimiento hostil en el Carlos Belmonte, donde le recordaban como uno de los miembros del equipo que descendió de categoría. Le pitaron en cada balón que tocó. También entró en el once el pacense Javi Galán, en el banquillo en el debut y en el escenario mediático durante los últimos días por un presunto interés del Espanyol en incorporarle. El relevo más llamativo estuvo en la retirada de Sergio Aguza por Carlos Caballero, el jugador con más antigüedad en la plantilla y un recurso más creativo para dar un aire nuevo a una formación que en el estreno, ante el Cádiz, se mostró pastosa y previsible. En el Carlos Belmonte les esperaba un Alba recién ascendido a Segunda, reforzado por el empate conquistado en Los Cármenes ante el favorito Granada de Oltra y con un cordobés y excordobesista, Rafa Gálvez, en su equipo inicial. Estuvo el mediocentro muy activo y concentrado, apareciendo incluso en acciones de ataque.

Al Córdoba le salieron los planes. Contuvo con orden a un Albacete más impetuoso y marcó el ritmo de un partido salpicado de imprecisiones, con más tensión que creatividad. Empezaron los de Carrión a asustar con un trallazo desde fuera del área de Carlos Caballero al que respondió con una estirada Tomeu Nadal. Parecía que la pelota iba fuera, pero por si acaso. El de Alcorcón recogió un buen servicio de Javi Lara, otro ex del Albacete, que se comportó como en él viene siendo habitual. El canterano protegió bien la pelota rodeado de rivales y la colocó en los pies de Caballero, que dio un primer aviso a un cuadro manchego algo alocado.

Las mejores oportunidades de los anfitriones estuvieron en un par de salidas en falso de Stefanovic que encogieron el corazón a los cordobesistas y una electrizante internada de Jon Erice, que finalizó con un duro disparo que se estrelló en el cuerpo de un Fernández que se lanzó desesperadamente al césped como escudo humano. En el minuto 22 el duelo dio un vuelto. El Córdoba encontró en Javi Galán a su estilete. El extremo se fabricó un autopase en la banda y terminó lanzando el balón atrás para que Jona Mejía, solo en el corazón del área, se encontrara con una opción fantástica. El hispano hondureño conectó el zapatazo, pero Tomeu realizó un paradón y envió a córner. Cuando los seguidores albaceteños aún aplaudían la acción de su portero llegó una jugada que les dejó helados. Javi Lara botó el saque de esquina y Edu Ramos, llegando desde atrás, dio un cabezazo que terminó con el balón entrando de forma inapelable en el marco. El de Churriana, que también pasó por la nómina del Albacete, juntó las palmas de las manos en gesto de disculpa hacia la grada. En apenas unos segundos, los tres ex del cuadro manchego se aliaron para amargar la tarde a su antiguo equipo.

Con la ventaja, el Córdoba se sintió reforzado y cómodo. Siguió bien pertrechado atrás, sin complicarse lo más mínimo. El Albacete, con el patrón emborronado, no encontró liderazgos en el campo más allá de algunas acciones individuales de Susaeta y Erice. Stefanovic apenas tuvo que intervenir en el tramo final en situaciones realmente peligrosas. El arreón de los locales fue más una cuestión de postureo que un acoso en toda regla. En esos momentos no daban para mucho más ante un Córdoba con más empaque y muy solidario a la hora de afrontar la defensa de su gol.

Jaime Romero, al minuto de la reanudación, pudo reventar el partido en una jugada en la que recortó a varios adversarios y se escoró hasta encontrar espacio al borde del área para lanzar un latigazo que salió pegado al palo. El Albacete trató de reaccionar con la salida de Jeremie Bela, pero se encontró con otro puñetazo directo al mentón. Javi Lara botó una falta al borde del área. Su disparo lo rechazó la barrera y el montoreño, tal y como llegaba, conectó una bolea que tocó Tomeu, después en el palo y, finalmente, Javi Galán la empujó a la red. El 0-2 desató la locura en el conjunto de rosa, que lo tenía todo aparentemente bajo control. Carrión hizo debutar a Sasa Jovanovic a poco menos de media hora para el final. El serbio, con apenas tres sesiones de entrenamiento y el transfer calentito en el bolsillo, se estrenó en España en un partido en el que su equipo tenía las tareas ya hechas.

El Córdoba dio un curso de gestión del resultado. Hizo lo que debía ante un Albacete enojado y sin patrón, que solamente acarició la opción de acercarse en el marcador en algunos disparos lejanos. El sobeteo de la pelota en zonas lejanas al área favoreció a los de rosa, que buscaron en las contras al serbio Jovanovic, que se las tuvo tiesas en algunas acciones con el argentino Mariano Bíttolo, otro ex en las filas manchegas. En la última acción de la tarde, el debutante puso la rúbrica a un partido perfecto para el Córdoba. En una contra, los cordobesistas se pusieron en cinco pases en el área contraria con una combinación entre Josema, Jona -con un taconazo incluido-, Aguza y, finalmente, Jovanovic. El balcánico se plantó ante Tomeu, que rechazó su primer disparo. El balón le volvió a caer en los pies y, manteniendo a duras penas el equilibrio, conectó un tiro al que no llegó tirándose sobre la línea un abatido Bíttolo. 0-3 inalepable, tres puntos y para casa. El Córdoba encontró la medicina ideal en el Belmonte.

FICHA TÉCNICA

ALBACETE, 0: Tomeu Nadal, Arroyo, Gaffoor, Saveljich (Bíttolo, 71'), Morillas, Josan (Araújo, 64'), Rafa Gálvez, Erice, Dani Rodríguez (Jeremie Bela, 54'), Susaeta y Aridane.

CÓRDOBA, 3: Stefanovic, Fernández, Joao Afonso, Josema, Pinillos, Javi Galán (Sasa Jovanovic, 64'), Edu Ramos, Caballero, Jaime Romero (Alfaro, 74'), Javi Lara (Sergio Aguza, 88') y Jona.

ÁRBITRO: David Pérez Pallás (Comité Gallego). Amonestó con tarjeta amarilla a Saveljich, Jeremie Bela y Rafa Gálvez, del Albacete, y al cordobesista Josema.

GOLES: 0-1 (22') Edu Ramos.

0-2 (58') Javi Galán.

0-3 (90') Jovanovic.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda jornada del campeonato nacional de Liga 1|2|3, disputado en el Carlos Belmonte de Albacete ante 6.604 espectadores.

Etiquetas
stats