Ante el juicio final del mercado

Sandoval, durante un entrenamiento en El Arcángel | MADERO CUBERO

Hoy juegan todos. Desde el director general, Alfredo García Amado, hasta Sandoval, cuyas labores técnicas trascienden ante la gravedad de las circunstancias. El presidente, Jesús León, también juega sus cartas en los despachos y el director deportivo, Rafael Berges, aprieta tuercas emocionales con los agentes para darles a entender que el Córdoba puede ser un destino importante, un buen escaparate para jóvenes que quieran abrirse paso en el fútbol profesional. También para veteranos que pretendan relanzar su carrera, aunque esto resulta más complicado. Si vienen de contratos altos, las puertas se cierran. "Nos han echado para atrás muchos nombres", admitió Berges en la presentación oficial de Blati Touré, cuya inscripción sí se ajustaba al perfil que admitía LaLiga: un burkinés que jugaba en la segunda división de Suecia y que firma por el salario mínimo.

A las 00:00 de este viernes se cierra el plazo y Berges ya anunció que pelearán "hasta el último segundo" por reforzar al equipo y poder competir por el objetivo de los 50 puntos. El objetivo del director deportivo es conseguir la llegada de dos delanteros que puedan complementar la nómina de Sandoval. Ahora están el veterano Federico Piovaccari y el joven Andresito, promocionado desde el filial, como puntas puros. El técnico se las está apañando con una reconversión a la fuerza de Jovanovic como referente en ataque y un trabajo coral que ha dado fruto: cinco goles con cinco autores distintos. El problema es que ha encajado siete, más que nunca en su historia, y ha tenido que tomar medidas en la porteria. Este jueves abrió la puerta a Stefanovic, al que se le rescindió el contrato, y hoy podrá cerrarse la salida de Pawel Kieszek, cuya inscripción no ha sido admitida por LaLiga. El polaco se irá al Málaga. Este jueves, Edu Ramos también cogió las maletas para fichar por el Cádiz. Dos referentes que se van sin dejar un euro en las arcas del club.

A lo largo del día de hoy saldrán también Esteve Monterde y Víctor Mena, dos jugadores que cumplieron su etapa en el filial y que no cuentan para la primera plantilla tanto por razones futbolísticas como económicas. Les renovaron tres años con unas cantidades inasumibles para el club. En el escaparate están también otros jugadores, que podrían salir a última hora contra pronóstico.

El nombre de Erik Expósito, de la UD Las Palmas, sigue apuntado en la agenda blanquiverde, después de haber tachado otras opciones como las del atlético Roberto Olabe o el sevillista Carlos Fernández. El Córdoba espera verse beneficiado por el efecto dominó de algunas operaciones abiertas por otros clubes que podrían dejar libres a jugadores interesantes, aunque en su caso tiene el obstáculo de no poder tomar decisiones por libre. Necesita ir de la mano de LaLiga. Porque, al menos por esta noche, no es no y sí es sí.

Etiquetas
stats