Crónica

Empate con sinsabores para el Córdoba Femenino

Natalia Mills, en un partido del Córdoba Femenino.

0

Sinsabores, sin continuidad y sin victoria. Después de vencer con claridad al Valencia Féminas B el pasado fin de semana (0-4), al que era el rival más goleado del grupo por la permanencia, y con el condicionante de ser a domicilio. En la jornada vespertina del sábado, la ciudad deportiva acogía de nuevo al Córdoba Femenino con la oportunidad de que el equipo blanquiverde trazara una línea de resultados positiva para asegurar, cuanto antes, la meta actual de la permanencia. Sin embargo, el Joventut Almassora fue la piedra en su camino: un rival duro, que esperó agazapado, aprovechando los posibles errores de su contrincante, ya fuera en salida de balón o al contraataque. Así, las castellonenses sacaron un punto del feudo cordobés pero que, si bien no interesa al Córdoba, tampoco le interesaba a las visitantes, necesitadas de puntos para salir del atolladero del farolillo rojo hacia Primera Nacional.

Con las ausencias en la convocatoria, por diversos motivos, de Gordillo, Lidia Santos, María Lara, Potassa, Scholz, Schell y Juani Torres, más la presencia de la lesionada Vénica en el banco, el inicio cordobesista fue bastante alentador. Las de Roberto Ramírez aglutinaban el dominio del esférico con la defensa adelantada y, por ende, en campo rival. El primer disparo a portería fue a cargo de Celia Fernández, que probó fortuna a Kanae pero el balón acabó en los brazos de la japonesa. Próximamente, su tocaya en la delantera, Ruano, dispuso de la ocasión más clara hasta ese momento, con un remate de cabeza que fue sacado bajo palos por la zaga albinegra. Esa misma fórmula se replicó minutos más tarde, con Aina lanzando el balón al área con precisión en una falta lateral y la de Arguineguín, con una suave peinada, adelantó a las suyas en el marcador.

Aun así, poco después, para desgracia del Córdoba Femenino, Iris aprovechó un fallo defensivo dentro del área para anotar el primero del Joventut Almassora y su segundo en dos años en el complejo de la ciudad deportiva -con el Villarreal en 2019-. A pesar de que el Córdoba Femenino siguió insistiendo en la meta de Kanae gracias a Aina Torres y María Avilés en el balón parada, con la capitana incluso marrando un disparo que le salió demasiado cruzado, el conjunto visitante aprovechó su segunda oportunidad de la tarde. Alba, tras una salida en falso de Patricia Curbelo dentro de la zona de castigo, superó con un cabezazo a la guardameta del equipo califa, certificando el triunfo momentáneo visitante al tiempo de asueto.

En la reanudación, el conjunto blanquiverde desapareció en su centro del campo y las visitantes comenzaron a dominar, a la vez que la recién convocada por la selección española sub19, Wifi, entró en el terreno de juego en detrimento de una desacertada Natalia Mills. Para retomar la batalla en el tercio central, Roberto Ramírez introdujo a Ocón por Korina, para a la vez pasar a defensa de tres con Cintia Hormigo de carrilera diestra. Cuando más agobiado se sentía el Córdoba y más incomodado por la insistencia castellonense, llegó la oportunidad para la reacción. En una infracción muy clara sobre Celia Ruano dentro del área, Yanire tomó la responsabilidad de transformar el penalti, engañando en su intención a la guardameta del Joventut Almassora.

A pesar del tanto, la expulsión por doble amarilla de Celia Fernández produjo que el Córdoba Femenino tomara la decisión de guardar el resultado para sí mismo. Esojo entró en el lateral para dar más seguridad atrás, aunque las intenciones del cuadro visitante iban por otro lado. De hecho, Msipa, que entró de recambio en las albinegras, estuvo a punto de aprovechar una media salida de Curbelo para picar por arriba y anotar el tanto del triunfo. Sin embargo, el balón salió por encima del larguero y el Córdoba suspiró de alivio. La racha de partidos sin perder continúa, aunque con mejores resultados que sensaciones mantenidas.

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2021 - 20:16 h
stats