Deivid, un capitán “intranquilo” pero firme: “Esto se acaba el sábado”

Deivid, en la banda de la ciudad deportiva | ÁLVARO CARMONA
El central cordobesista habla de “la exigencia por estar entre los dos primeros” y augura un cambio de la dinámica negativa en Ponferrada | ¿Su continuidad? “Me faltan siete partidos para hacerlo”, desveló

Al Córdoba no le van bien las cosas. Y como no parece procedente andarse con remilgos ante los medios de comunicación, aparece ante ellos uno de los capitanes. Deivid acudió a la sala de prensa para admitir que el momento es complicado. “Intranquilo estoy hasta yo”, confesó, aunque quiso matizar esa sensación: “No hay que confundir intranquilidad con nerviosismo o impaciencia”. En cualquier caso, se erigió en portavoz del grupo para dejar claro que “las exigencias nos hacen tener que estar entre los dos primeros”. Para eso, obviamente, es necesario salir lo antes posible de esta dinámica negativa. “Estoy seguro de que el sábado se acaba todo”, argumentó. El sábado, a las ocho y cuarto, su equipo juega en El Toralín ante la Sociedad Deportiva Ponferradina, el peor equipo de 2016. Los bercianos acaban de oficializar el fichaje de un nuevo entrenador, el veterano Fabri. “Es un gran entrenador para la categoría”, dijo con cortesía.

“La portería a cero nos hacía muy fuertes y tenemos que recuperar la seguridad. El míster está insistiendo en eso”, indicó Deivid ante los periodistas después de un entrenamiento en el que estuvo ausente Luso, con molestias, y en el que quedó en evidencia “la unión que existe en el grupo”. “Sólo estamos a tres puntos del ascenso directo. Gracias a Dios queda un mundo y no podemos volvernos locos”, aseguró. Deivid se lamentó por la deriva que han tomado los acontecimientos en El Arcángel. “Cuando no es un fallo individual es uno colectivo o el árbitro. Se da todo al revés”, dijo.

En la comparecencia de prensa salió a relucir el tema de la continuidad del defensa en el proyecto blanquiverde. El próximo 30 de junio termina su contrato, pero hay una cláusula de renovación automática si disputa un número de partidos oficiales. “Me quedan siete”, explicó Deivid, aclarando que tienen que ser “oficiales y un mínimo de 45 minutos”. A día de hoy, el jugador es uno de los imprescindibles en el esquema blanquiverde. “Espero que el señor José Luis Oltra y así estaré un añito más en el Córdoba”, dijo. Sobre una hipotética mejora de sus condiciones contractuales, el defensa canario habló con franqueza y un toque de humor: “Si el presidente quiere mejorarme el contrato y darme más de lo que gano, que me llame. Estaría encantado”.

Etiquetas
stats