El Córdoba enseña las costuras y cae ante el Linares

Pérdida de balón blanquiverde | MADERO CUBERO
El conjunto de Oltra, lacio y sin cohesión, no puede con un recién ascendido a Segunda B | El árbitro anuló tres goles al Córdoba | Primera derrota estival

El verano es así. Vas a ensayar ante un equipo recién ascendido a Segunda B, que juega en casa y tiene ganas de demostrar algo ante un ex Primera. No te sale casi nada. Y en lugar de remontar, te deprimes y dejas el tiempo pasar. Esperas que surja por propia inercia un detalle determinante, la chispa de algún futbolista que decida sacar la capa de superhéroe y resolver por su cuenta, una acción a balón parado o algo así. Pero no pasa nada. O sí. Que el rival marca gol, se envalentona, el carácter amistoso del choque se aparca y empiezan las entradas a destiempo y los gestos ariscos. En la grada, que empezó con hermanamiento, comienzan a crearse momentos tensos entre los seguidores de uno y otro lado. Y la noche acaba con mal sabor. Episodios así se dan en las pretemporadas. El Córdoba lo padeció en Linares.

Salió un Córdoba experimental y sucedió lo clásico en estos partidos. El rival más pequeño se creció y compensó con su fogosidad la superior calidad de los cordobesistas. Se notó, pero apenas tuvo impacto en una primera parte más bien tediosa. Para empezar, Jean Paul Pineda engrosó su singular estadística de goles anulados. Lleva tres, uno por partido jugado. Esta vez el árbitro invalidó por fuera del juego el tanto del chileno, que remató desde cerca un centro medido de Nando García. El cedido por el Valencia fue uno de los más activos junto con Arturo, que se buscó la vida arriba buscando el modo de alborotar a una retaguardia con veteranía y oficio como la del Linares. El punta tuvo su primera ocasión a los ocho minutos, pero su disparo salió desviado. Poco después, un trallazo de Deivid tras un córner botado por Caballero salió escupido por un bosque de piernas. Otro intento de Arturo, que colocó un buen disparo a la media vuelta, puso fin a la lista de ocasiones blanquiverdes. El Linares se dejó ver.

En el minuto 20, el equipo local se marcó una coreografía perfecta para desequilibrar el marcador. Fue su primera llegada, pero la aprovechó con creces. Rafa Payán terminó batiendo a Sillero tras recibir un balón entre los centrales, controlar y golpear con pericia. Antes, el balón había circulado ante la actitud contemplativa de la defensa del Córdoba. Faltó contundencia en esa ocasión y el precio se pagó caro. Con ventaja, el Linares se sintió más cómodo. El Córdoba pudo empatar en un cabezazo de Pineda a centro de López Silva que salió por encima del larguero. El juez de línea señaló fuera de juego en una acción que terminó en gol de Deivid, provocando las protestas del sector cordobesista de la grada del Municipal de Andújar. Hasta el intermedio, mucho magreo de pelota y poca profundidad. Unos cuantos centros imprecisos y una falta al borde del área que mandó al cielo Jean Paul Pineda fueron los últimos intentos de un Córdoba lacio y con movimientos muy previsibles.

En el segundo tiempo, el Linares cambió su equipo por completo y alineó a once nuevos futbolistas, entre ellos Rodri, ídolo local en Andújar. Oltra mantuvo a los mismos de la primera parte, siendo fiel a su método de cambios escalonados -siempre que no existan causas de fuerza mayor- durante la pretemporada. Regresó impetuoso el Linares, que tuvo el segundo cerca en las botas de Juanfran. Oltra reclamaba más tensión desde la banda ante el aspecto que tomaba el partido en el arranque de la segunda parte, con un Linares más entonado -con más ganas- ante un Córdoba que apenas podía generar oportunidades.

En el minuto 57, Oltra dio entrada a Samu, Traore, Xisco, Javi Galán, Cisma, Bernardo, Héctor Rodas, Fidel, Víctor Pérez y Markovic, en un cambio múltiple que aportó algo de frescura. No demasiado, no crean. El primer balón que tocó Xisco fue el primer remate entre los tres palos del Córdoba. El tiro le salió flojo y lo interceptó Lopito. Xisco sí logró marcar en el minuto 63, pero de nuevo el auxiliar levantó la bandera y alteró los recalentados ánimos de la parroquia blanquiverde. Era el tercer gol anulado de la noche para el Córdoba. Hasta José Luis Oltra, que presenciaba el partido sin demasiados aspavientos en la banda, se dejó llevar por la indignación y tuvo un intercambio de palabras con el linier. Luego, todo siguió igual. Este nuevo Córdoba, con diez jugadores de campo distintos -todos menos el portero-, tampoco encontraba el modo de escapar al empanamiento generalizado. Una buena internada de Fidel acabó con una ocasión clarísima de Moha Traoré. Al final, aplausos y a seguir trabajando. Mucho. No queda otra.

FICHA TECNICA

LINARES DEPORTIVO, 1: Lopito, Bauti, Chico, Edu, Higinio, Joselu, Quesada, Vicente, Carles, Rafa Payán y Francis Ferrón. También jugaron Jorge Sánchez, Rosales, Álvaro Vega, Corpas, Gámiz, Rodri, Lara, Fran Fernández, Juanfran, Kike, Almirón y Drommel.

CÓRDOBA CF, 0: Sillero, Fran Serrano, Deivid, Fran Cruz, Abel Moreno, Luso, Caballero, Nando García, López Silva, Pineda y Arturo. También jugaron Domingo Cisma, Bernardo, Héctor Rodas, Samu de los Reyes, Víctor Pérez, Markovic, Fidel, Javi Galán, Moha Traoré y Xisco.

ÁRBITRO: Artacho Novo. Amonestó con tarjeta amarilla a Carlos Caballero y Fran Cruz, del Córdoba, y a Álvaro Vega, del Linares.

GOL: 1-0 (21') Rafa Payán.

INCIDENCIAS: Encuentro amistoso de pretemporada disputado en el Estadio Municipal de Andújar ante un millar de espectadores, con notable presencia de aficionados cordobesistas.

Etiquetas
stats