El Córdoba B reivindica su papel de protagonista

Los jugadores del Córdoba B celebran un gol. | TONI BLANCO
El filial rompe su mala dinámica como visitante y golea al San Juan (0-3) en un partido brillante | El Lucena, que merece más, tira de épica para salvar un punto ante el San Roque (3-3)

Faltó la guinda pero la jornada sólo puede ser vista de manera positiva. De nuevo se resistió el doble triunfo cordobés en el Grupo X de Tercera, si bien en esta ocasión el punto que obtuvo el Lucena supo a tres. Como los que sumó el Córdoba B en su visita al San Juan, al que goleó (0-3) en lo que fue una renovación en su firme declaración de intenciones de cara a lo que pretende esta temporada. El conjunto blanquiverde cerró una completa actuación, con solidez defensiva y eficacia en ataque, para romper con su mala dinámica lejos de El Arcángel -encadenaba cuatro partidos como foráneo sin vencer- y reivindicar su papel protagonista en la competición. También merecieron ganar los celestes analizado en cómputos generales su encuentro ante el San Roque y sin embargo hubieron de conformarse con el empate. Aunque más bien, pudieron celebrar el equilibrio final en el marcador (3-3), puesto que el equipo que dirige Falete evitó la derrota en el tiempo de descuento tras igualar un muy desfavorable 1-3. El filial aprieta al San Fernando y el cuadro aracelitano abandona la última plaza de la tabla.

Con cierto respeto, incluso con el temor producto de sus últimos precedentes lejos de casa, viajó el Córdoba B a San Juan de Aznalfarache. El rival forma parte de la zona media baja de la clasificación y a priori no es de los que mayor dificultad puedan suponer a la escuadra de Luis Carrión, pero la imagen y los resultados fuera de El Arcángel no invitaban precisamente al optimismo anticipado. El filial se tomó el choque con total seriedad, lo cual quizá ayudó a que cerrara una completa y, en cierto modo brillante, actuación en tierras sevillanas. Los blanquiverdes se mantuvieron sólidos y seguros atrás y supieron golpear en ataque. La ecuación tuvo un resultado lógico: el conjunto califal se impuso de manera clara a su rival, que poca oposición ofreció. Los goles de Moha Traoré y de Quiles en el primer acto y de Javi Galán a ocho minutos del final de la contienda resumen en el marcador final la realidad de un partido que sirvió, además de para presionar al líder San Fernando, para retomar sensaciones en el rol de visitantes. El equipo cordobesista reivindicó así su papel protagonista dentro del Grupo X de Tercera.

Un Grupo X de Tercera que ya no cierra, ni lo hará al menos durante esta semana, el Lucena. Los celestes terminaron, con todo, con ese sabor entre dulce y amargo que suelen dejar los empates salvados a última hora cuando se hacen méritos para algo más. Porque los celestes enseñaron las garras a un complicado San Roque e hicieron trabajo más que suficiente para obtener recompensa. El cuadro de Falete se marchó al descanso con una ajustada renta favorable en el tanteador, merced al gol de pena máxima de Miki. Sin embargo, en el segundo acto los visitantes respondieron con tres zarpazos, si bien los que supusieron la ventaja y su ampliación pudieron llegar en fuera de juego. El duelo se puso muy cuesta arriba para los aracelitanos, que no bajaron los brazos y lograron un mínimo botín que supo a máximo, toda vez que el equilibrio en el marcador lo consiguieron en el tiempo de descuento. Los lucentinos sumaron al menos un punto y ceden el farolillo rojo a la Roteña –con un partido más–.

Etiquetas
stats