Los clubes deciden no reabrir los campos por “carencia de medios” ante el Covid-19

Imagen de un campo de La Asomadilla | IMDECO

No va a ser tan sencilla como pareciera. Quien crea que la vuelta a la actividad se va a desarrollar sin complicaciones se equivoca. Al menos en determinados ámbitos de la sociedad. Uno de ellos es el deportivo y no precisamente el profesional. Más bien todo lo contrario, se trata del panorama de clubes amateur y de escalafones inferiores. Y en los cordobeses se encuentra un ejemplo de la dificultad que supone adentrarse en lo que se denomina nueva normalidad tras la emergencia sanitaria por Covid-19. Porque los clubes encargados de la gestión de las instalaciones de fútbol de Córdoba adoptan la medida de no reabrir las mismas. El motivo argüido de manera conjunta es la falta de condiciones que garanticen la práctica de la disciplina. En este sentido, por cierto, se señala al Instituto Municipal de Deportes (Imdeco) por la falta de respuesta.

Las entidades de la capital se pronuncian de esta forma a través de un comunicado en conjunto. En realidad el texto pertenece a Gesfutcor, asociación en la que se integran los conjuntos mencionados. “Tras la reunión celebrada el día 8 de junio del corriente con los distintos presidentes de clubes que conforman Gesfutcor, hemos decidido continuar con el cierre temporal de la instalación y, por ende, el cese de todas sus actividades deportivas hasta nuevo aviso”, expresan los equipos en su nota, publicada en sus perfiles de redes sociales.

“Esta dolorosa decisión se ha adoptado ante la carencia de medios, tanto económicos como materiales, para hacer frente con todas las garantías para nuestros miembros y usuarios a esta gravísima y alarmante situación sanitaria de riesgo de contagio por coronavirus”, explican los clubes que suscriben el comunicado. A continuación indican que “siempre ha sido intención” proseguir con la actividad “a fin de dar cumplimiento a los fines estatutarios que, como entidades, les son propios y, para ello, solicitamos conjuntamente y con la debida antelación a los organismos competentes una serie de actuaciones tendentes a garantizar” la práctica deportiva en la actual realidad.

De esta forma, desde Gesfutcor se subraya que “pese a los esfuerzos realizados, la gravedad de la situación y la normativa relacionada con la acción local en salud, las peticiones han sido desoídas por las instituciones competentes en la materia”. Sobre este hecho, las entidades recuerdan que “entre las áreas de competencia municipal figuran el control preventivo y vigilancia de las actividades públicas y privadas que puedan suponer riesgo inminente para la salud y la promoción de la actividad física”. Al respecto, critican que “este control no debe traducirse en la redacción de un protocolo de recomendaciones a efectos de cumplir el trámite y sin audiencia de los interesados, pobre en su redacción y jurídicamente inocuo, sino que requiere una actuación transversal de las instituciones municipales implicadas”.

Por tanto, exigen al Ayuntamiento y al Imdeco acciones como “una desinfección de las instalaciones con todas las garantías, dotación de protección para personal y usuarios, así como el apoyo económico necesario ante la pérdida total de ingresos”. “La decisión de no abrir las instalaciones y el abandono institucional han sido de extraordinaria dureza para nosotros, pero por encima de todo nos debemos a la obligación de responsabilidad con nuestros niños, niñas y jóvenes, en pro de su salud, seguridad y bienestar”, añaden los clubes. Así, desde Gesfutcor se concluye que continuarán con atención “la evolución de la situación actual, esperando poder revocar esta medida a la mayor brevedad posible”.

Etiquetas
stats