Una odisea para cerrar el año

Córdoba CF - AD Mérida

Cuesta de creer que a 16 de diciembre, o mejor dicho, dos semanas para que termine el presente año, hayan equipos que aún deban jugar dos partidos antes de tener un mini respiro para encarar el final de temporada con el mejor nivel posible, pero sí, y uno de esos planteles es el Córdoba. La entidad blanquiverde aún tiene tres partidos antes para finalizar la primera vuelta del Grupo IV de Segunda RFEF, aunque dos se concentran en apenas días y deberán conseguir los nueve puntos para afianzarse aún más en el liderato y encarrilar el ascenso final a Primera RFEF. Sin embargo, esto en la teoría parece extremadamente fácil, aunque no lo es en la práctica y más aún cuando los chicos de Germán Crespo deben visitar dos de los campos más duros de esta categoría, separados tan solo por apenas tres días de diferencia.

Aunque con la dinámica del equipo parecía imposible que estos datos se pudiesen dar, el Córdoba ya acumula más de un mes y medio sin vencer lejos de El Arcángel en el tramo liguero, después de empatar ante Las Palmas Atlético y caer derrotado en Villanueva de la Serena frente al Villanovense. Aun así, esta estadística no preocupa a unos chicos dirigidos por Germán Crespo que, a pesar de todas las bajas que pudiesen tener de cara a estas dos próximas jornadas, saben que el cansancio y la aglomeración de minutos hicieron mucha mella en su rendimiento, por lo que será cuestión de tiempo que este hándicap como visitante se esfume. De hecho, esta casuística podría desaparecer con los dos siguientes encuentros que los blanquiverdes deban jugar, aunque la proximidad entre uno y otro convierte estos desplazamientos en una auténtica odisea.

Todo comenzó con el aplazamiento del partido ante el Mensajero. El volcán Cumbre Vieja ubicado en la isla canaria de La Palma hizo saltar todas las alarmas y los vuelos directamente a esta ubicación tuvieron que ser cancelados, haciendo que el Córdoba no pudiese viajar al emplazamiento para medirse a este plantel. Gracias a esto, la Real Federación Española de Fútbol decidió suspender el choque sin una fecha determinada, aunque la acumulación de contiendas por parte de este club debido a la suspensión también de otros encuentros hacía que la entidad blanquiverde tuviera que irse al mes de diciembre para disputarlo, como así ha sido. Eso, unido a que el Ceuta optó por no cambiar el horario de la décimo sexta jornada del Grupo IV de Segunda RFEF, hace que la escuadra califal deba acumular muchos kilómetros en apenas horas.

Primeramente, el Córdoba deberá viajar vía ferry a Ceuta en la jornada del sábado, haciendo noche en territorio ceutí y así disputar el partido el domingo por la mañana. Una vez superado este trámite, la entidad cordobesa volverá a territorio andaluz para subirse nuevamente al autobús el lunes por la tarde, ya que deberá viajar hasta Madrid, ubicación donde pasarán la noche antes de volar hacia tierras canarias el martes alrededor de las 10:30 de la mañana. Una vez en las Islas Canarias, la expedición cordobesa tendrá la obligación de recorrer la distancia que le separa de La Palma por barco, finalmente llegando a la isla durante este mismo día. Después de enfrentarse al Mensajero, los chicos dirigidos por Germán Crespo deben pasar un nuevo día allí y volarán hasta Madrid a las 22:30 del jueves, aterrizando en sus domicilios el día de Nochebuena. Una auténtica odisea que deberá ser superada con los mejores números posibles.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
stats