Crónica

Duro tropiezo del Adesal en La Fuensanta

Lance entre el Adesal y el Ciudad de Arrecife.

0

De vuelta a casa para dos encuentros fundamentales de cara a la permanencia en la Liga Guerreras Iberdrola. El Adesal se reencontraba con su público para seguir edificando una sólida segunda fase del campeonato, que le ha permitido obtener serias opciones de salvación en la máxima categoría. En este caso, era el Cicar Lanzarote Ciudad de Arrecife el que visitaba el feudo fuensantino, en una posición de mayor vulnerabilidad, aunque igualmente tratando de apurar sus posibilidades. Estaba en juego salvar el cuello en la élite del balonmano español, y de ese modo se mostraron ambos conjuntos, que lo dieron todo sobre la pista, aunque una mejor inercia visitante acabó permitiendo que la victoria se fuera rumbo a las Islas Canarias. 

El Adesal, para su desatino, se vio castigado de un inicio un tanto irregular en ambos lados de la pista. Se veía muy tensas a las chicas de Rafa Moreno, muy alejadas de la versión vista en los duelos más recientes. De hecho, fue el equipo canario el que llevó la voz dominante prácticamente desde el inicio, con un primer parcial de 1-3 que dejaba entrever lo que iba a ser el encuentro en su devenir. El paso de los minutos permitió al Adesal obtener una cierta mejoría en el juego, logrando acercarse en el luminoso (5-6 cercano el cuarto de hora de partido).

Sin embargo, la inercia era claramente favorable para el San José. Así, Gema Trujillo y la ex del conjunto fuensantino Alicia Torres tiraban en ataque del conjunto visitante, al tiempo que Armina Isic se erigía como la mejor de las cordobesas durante los primeros compases. Y aún así, seguía rindiendo mejor el cuadro canario, que en el ecuador del primer tiempo metía la máxima con el 5-8. Una renta que incluso llegaría a ampliarse hasta los cuatro con el 6-10, ahora con Sandra Rodríguez como principal arma ofensiva. Pero el Adesal se aferraba con uñas y dientes a la contienda, apuntándose una parcial de 2-0 gracias a los goles de Lucía Vacas y Armina Isic. Y pese a todo, la primera mitad se cerró con una relativa igualdad (9-11), que permitía a las califas mantenerse con vida en el encuentro. 

El paso por vestuarios deparó una salida de nuevo favorable para el equipo de Lanzarote, que de nuevo se fue hasta los tres goles de renta (11-14). Pero ahí surgió el alma guerrera del Adesal, encabezada ahora por una inspirada Gleinys Reyes que encontraba portería desde la esquina con mayor facilidad. Un parcial de 3-1 para las locales hizo que el choque entrara en su recta final con una mínima ventaja visitante. Eso sí, en pleno éxtasis fuensantino, una exclusión de Agus López hizo de nuevo que las canarias tomaran un margen de dos dianas. Los nervios causarían una mala pasada en el Adesal, que no encontró fluidez en ningún momento, y hasta los tres de distancia volvió a caer con algo más de cuatro minutos por jugarse. Y con todo, la épica volvió a estar cerca de adueñarse del partido para las de Moreno, que acariciaron el empate, aunque finalmente cedieron por un ajustado 20-21. 

Etiquetas
Publicado el
24 de abril de 2021 - 21:45 h