El Peñarroya pone un dulce broche en San Fernando

Lance de un encuentro del Peñarroya

El Climanavas Agrometal Peñarroya encaraba la última jornada de competición visitando el Pabellón Municipal El Parque de San Fernando, midiéndose a un rival que estaba peleando por una meta similar a la de los cordobeses, andando éstos con el propósito de cerrar su curso de vuelta a Liga EBA de la mejor forma posible. Y es que a nadie se le escapa que, si la liga llega a durar unas pocas jornadas más, el cuadro minero estaría peleando fervientemente por los puestos de ascenso. Ahí es nada, pues el objetivo único era la salvación en la categoría. El rumbo varió desde la llegada al banquillo de Ángel Tripiana, que ha sabido conectar a la perfección con la plantilla, hasta el punto de que la propia afición peñarriblense pidió a gritos su renovación en el último compromiso celebrado en el Lourdes Mohedano de la localidad cordobesa. 

Esa buena sintonía quedó reflejada en el arranque de partido, en el que, una vez más, el acierto exterior fue clave para las primeras ventajas visitantes. Así, Luis Rodríguez mostró su eficiencia desde el triple (3/5 en los primeros diez minutos) para encabezar el primer parcial del Peñarroya, sustentado igualmente con un infalible Blake Terry (10-19).

La reacción se mantuvo en el segundo periodo, con un salida extraordinaria que hacía aumentar aún más la renta con un 0-6, aunque ahí dijo basta el conjunto local. San Fernando también tenía armas ofensivas y lo demostró en estos momentos. Entre Jaime García y Arsenio Cordero lograron voltear el parcial de este periodo a favor de los gaditanos. Sin embargo, Terry y Rodríguez continuaban viendo con mucha claridad el aro rival, lo que propició que apenas se redujera la ventaja minera. Así, ambos equipos se marcharon a vestuarios con un tanteo de 30-37. 

No tenía intención de dar más vida a su rival el Climanavas Agrometal Peñarroya, por lo que la vuelta del descanso fue un absoluto ciclón. Al liderazgo ofensivo del escolta norteamericano se unió por aquel entonces el otro Luis Rodríguez, y con ese tridente emprendió el equipo de Tripiana una sangría que disparó definitivamente la renta. Y es que no solo fue acierto en ataque, sino que la defensa visitante jugó a su mejor nivel de todo el partido. Todo ello deparó en un parcial de 5-17 que dejaba el encuentro más que encarrilado para el plantel cordobés de cara a los últimos diez minutos. 

El cuarto periodo ya fue de puro trámite, aunque no pensaba dejar nada en el aire el equipo califa, que siguió rindiendo al nivel que se le exige. La inercia continuaba favorable al Peñarroya, aunque con el paso de los minutos se produjo una cierta y lógica relajación, lo cual trajo consigo un intercambio de canastas que conllevó que el choque alcanzase su final con un contundente 46-72. 

Etiquetas
Publicado el
17 de abril de 2021 - 20:59 h