¿Qué pasa debajo de la mesa del PSOE andaluz?

.
El libro 'Delfines y tiburones', del periodista egabrense Manuel Pérez Alcázar, describe las luchas por el poder socialista

Tras las sonrisas, los abrazos y los apretones de manos de los partidos políticos, vuelan los cuchillos, se clavan las uñas y muerden los dientes. Todo partido vive etapas de guerras intestinas por el poder, especialmente en los momentos de crisis o de relevos. Y cuando ambas circunstancias se juntan, la guerra se puede prolongar. Y ese clima de contienda de baja intensidad no resuelta es la que arrastra el PSOE desde 2008, incluso antes de la crisis y la derrota en las elecciones generales de 2011. Pero ese año, la Junta vio cómo dimitía el presidente Manuel Chaves y comenzaba un ciclo de poder. Primero, en el PSOE andaluz y luego en el nacional, que no ha terminado. Y es la fecha escogida por el periodista egabrense Manuel Pérez Alcázar para marcar el principio de Delfines y tiburones, libro en el que narra las luchas intestinas por el poder en el PSOE.

“El libro brinda la oportunidad al lector de conocer parte de la historia reciente de la vida política de Andalucía y, especialmente, del Partido Socialista y por tanto del Gobierno andaluz. Y también de conocer cómo es la política por debajo de la mesa con el cruce de de amistades, de lealtades, de deslealtades que se producen a diario en la política”, señala el autor. Esta tormenta de intereses es el hilo conductor de un libro que Pérez Alcalá h intentado que sea ameno para que quienes no son cercanos a la información política habitual. “Quiero que ellos casi puedan leerlo casi como si se tratara de un thriller”.

Las lealtades y las deslealtades se reparten de manera paralela. “Quienes hoy pueden verse como enemigos, dentro de un tiempo por una serie de circunstancias pueden fraguar lealtad por un objetivo común. Y vivimos un momento que es muy pertinente para comprenderlo”, explica el periodista en relación con la actual guerra interna entre el secretario general y los barones regionales.

“Pedro Sánchez tiene probablemente una única carta ganadora que es conseguir formar Gobierno y ser presidente. Si no lo consigue, va a tener muy difícil el mantenerse como secretario general, aunque sus movimientos de los últimos días ha demostrado que es una persona con arrojo y coraje porque está desafiando a los barones del partido que son el verdadero poder del PSOE”, insiste. “Convocar a las bases para que ratifiquen un acuerdo de Gobierno le da a conocer como un gran estratega de la política”, destaca el redactor.

La mano del PSOE de Andalucía y de Susana Díaz, en este choque por el poder, es muy larga porque supone más del 25% de los votos y los escaños. “Tratar de hacer política en el PSOE sin contar con el psoe andaluz siempre fue muy difícil y hoy diría que es imposible. El PSOE cuenta con 90 escaños, uno de cada cuatro es andaluz. Y ahora hay que recordar que el grupo de trabajo para alcanzar un acuerdo de gobierno con otras fuerzas no tiene ningún andaluz”.

Etiquetas
stats