Montilla se rinde a los 25 años de SFDK

SFDK en Montilla | CRISTINA ALCAIDE

La espera para el arranque del concierto no hizo mella en las ganas de los presentes de disfrutar de una de las bandas históricas del hip hop español. Todo lo contrario. La demora no hizo más que prender la mecha de lo que ya era un auténtico polvorín. SFDK se hizo de rogar en su visita a Montilla. Unos pocos se impacientaron. Alguno incluso llegó a dudar si saldrían o no. Sin embargo, en el momento en que el grupo salió a escena, el idilio entre público y artistas fue absoluto. La llama se incendió por completo en el Complejo Envidarte, en lo que supuso una puesta de largo vibrante, que hizo temblar incluso los aledaños del recinto ferial montillano. Había ganas de rap. Son más de dos décadas dedicadas a un estilo en el que nadie regala nada. No es comercial. No sale por la tele. No lo escuchas en las radios. Y sin embargo ha conseguido hilvanar un legado tan potente musicalmente como en el plano reivindicativo.

Zatu (Saturnino Rey, MC), siempre al ritmo de su «hermano» Óscar (Acción Sánchez, DJ), y en esta ocasión acompañado también del inagotable Legendario, puso patas arriba el complejo con un inicio cargado de fuerza, en el que fueron sonando casi sin tiempo para tomar aire temas como Twitter, Cara BPruébalo. No es sencillo alcanzar el cuarto de siglo de trayectoria. Hay grupos que explotan y en poco tiempo se diluyen como un azucarillo. Otros que se reinventan tanto que casi se hacen irreconocibles. Y otros muchos que ni siquiera se quedan cerca de la gloria. En cambio, SFDK ha logrado mantenerse y desafiar a la cima gracias a conservar su carácter irreverente de siempre, junto a una madurez que te permite alejarte de los excesos tóxicos. Sus actuaciones son un completo libertinaje, aunque nada sobra.

Sin duda, la historia del rap español se escribe en cierta manera gracias a los versos de SFDK. Siempre desde su Sevilla natal, aunque les dijeran “vente pa' Madrid” pa' sacarle juguito al poeta“, como dice una de sus estrofas en La Amalgama. Ellos se negaron y la ciudad hispalense vio nacer a una banda que pasaría a la historia. Las bases de Acción Sánchez y las rimas con descaro y cargadas de ironía de Zatu. No hace falta más. 'Siempre fuertes' era su mensaje a finales de los 90, y ahí siguen, tras pasar una 'Odisea en el lodo' y convertirse en 'Los Veteranos'.

Ahora, con 'Redención', la banda vive en la ola de su máxima madurez artística. Antes solo rimaban y ahora han aprendido a hacer canciones, como ellos mismos han dejado claro en alguna ocasión. La receta es esa. “Yo vine a cambiar el mundo, pero el mundo fue el me cambió”. Sin miedo a vivir.

La localidad vinícola vibró en un concierto, sobre el que el propio Zatu subrayó que “me lo estoy pasando mejor que en el del 25 aniversario en Sevilla. Y que nadie se ofenda. Pero hay días que estás arriba y otros más abajo. Y hoy esto es muy grande”. Un repaso a una larga y extensa trayectoria, en la se han ido acoplando a todo tipo de géneros, aunque sin alejarse mucho de su credo primitivo. Un estilo depurado, nuevo y que ya no vive tan al amparo de las normas del hip hop norteamericano. Ahora sus leyes las imponen ellos. Simbiosis absoluta entre novedad y reminiscencia. En la que nadie se queda fuera. Los de siempre, que muchos de de ellos estuvieron en ese histórico concierto en Sevilla, y las nuevas generaciones. “Te traigo aquí, bien detallá', la historia gris de SFDK”, cantan los sevillanos junto a Shabu y Trizia en Años muertos. Larga vida al grupo.

Etiquetas
stats