La Fragua cumple un lustro con dos días de fiesta

Una señal indicativo de La Fragua
La residencia de artistas celebra sus primeros cinco años en Belalcázar con todo tipo de actividades, incluyendo una actuación de El niño de Elche

Los días 23 y 24 de octubre La Fragua artist residency celebra su quinto aniversario y lo hace bajo el lema de La Improvisación. La cita va a contar con la participación de numerosos artistas, incluyendo a El niño de Elche. “Vamos a celebrar la praxis, la improvisación y la acción común que conlleva, el hacer y no esperar, el intentar por esta vía ser un poco más libres”, señala una nota de prensa. “Intentemos posicionarnos así contra la improvisación negativa relacionada con el consumo privado y excesivo de experiencias banales, increíblemente aceptadas bajo la promesa de pertenencia a una supuesta modernidad, pero inevitablemente ya tecnocontroladas y dirigidas”.

El viernes 23 comienza la fiesta a las ocho de la mañana con La vida es improvisada o no es vida. Se trata de un proyecto de Mireia Sallarés, Laia Estruch, Sonia Fernández Pan y Luz Broto. A las 10:00 comienza Acércate! a los artistas de La Fragua. “Nuestros residentes han preparado un libro con ilustraciones originales que será coloreado por todos los peques de infantil”, informa la nota. El día termina a las 21:00 con Esta noche… BINGO! en la Taberna del Chato Pecess.

El sábado 24 la celebración será todo el día en el convento. A las 10:30 llega La Mente, una actividad comunal con Olga Micińska. “Invención. Instrucción. Abstracción. Interpretación. Sugestión. Transformación. Comunicación. Colaboración. Adaptación. Materialización. Fabricación. Construcción. Variación. Dimensión. Las manos. La mente. Apariencia”, desgrana La Fragua. A las 11:00 es turno de Hoy Declaro un Cuerpo Vivo. Un proyecto de Gio Soifer en el que explora la tradición de anunciar la muerte de algún vecino de Belalcázar por megafonía. Durante dos horas, el automóvil desde donde se comunican las defunciones emitirá Hoy Declaro un Cuerpo Vivo.

A las 12:00, Misunderstanding. Un proyecto sonoro de Cristina Calderoni que pasa casi desapercibida pero nos perturba, tiene la única intención de amplificar nuestra percepción de una localización particular del convento. Todos los sonidos han sido grabados en la localidad. Una serie de aullidos, ruidos industriales y sonidos del pueblo. A las 12.15 se estrena Convento de Santa Clara. Una instalación de Tobias Sjöber que está hermanada con la exposición: Luz, oxígeno, sal, azúcar y grasa en el espacio CoMbO de Córdoba. La mayoría de los trabajos en la instalación que se presenta en la Sala del Barco, involucran sustancias puramente elementales, están creados en el propio espacio a través del canto y el movimiento espacial en forma de acto, creados enteramente con la emoción.

Una hora después prosigue La vida es improvisada o no es vida. Mireia Sallarés, Laia Estruch, Sonia Fernández Pan y Luz Broto comparten con sonidos y proyecciones qué les ha pasado hasta llegar a La Fragua en formato de charla abierta. A las 16:00 llegan Las Muertes Chiquitas, sigue Mireia Sallarés, un proyecto que reflexiona sobre la condición política de ser mujer desde el placer, la lucha armada, la transexualidad, la prostitución, la enfermedad, el exilio, la teología de la liberación, el feminicidio y el compromiso ético.

A las 17:00 llega Jacinto Lara con Improvisus y a las 19:00, hacen lo propio el Niño de Elche y Patricia Caballero. Todo termina a las 20:30 Catástrofe Audiovisual, el fin de fiesta con Los Voluble, en el Bar El Paso donde se hará una improvisación audiovisual, política y remix vídeo.

Etiquetas
stats